Una mujer de Arizona en un post en Facebook ha documentando su impresionante transformación de drogadicta a madre y aspirante a ministro de la prisión gracias a Dios a quien le da todo el crédito por salvar su vida. Este post se ha vuelto viral en los últimos días.

Era el 6 de diciembre de 2012, cuando Dejah Hall, de 26 años, declaró que finalmente habia tocado fondo y habia conseguido la ayuda que necesitaba. Hall, que era adicta a la metanfetamina, cocaína y heroína, dijo que su vida estaba completamente fuera de control.

«Yo era un monstruo en todos los sentidos de la palabra», le dijo a KNXV-TV.

meth-addicts-incredible-transformation-after-celebrating-four-years-clean-1

Así lucía Dejah Hall cuando consumía drogas.

Hall declaró que su adicción a las drogas comenzó con píldoras y «simplemente iba cuesta abajo desde allí»; lo que finalmente la llevó a la heroína y la metanfetamina, donde ya no le importaba si vivía o moría.

Pero fue una conversación realmente sincera con su abuelo, lo que sirvió como su último punto de ruptura.

«Mi abuelo estaba sentado en su silla de ruedas, me miró y me dijo: ‘Me estás lastimando, Dejah'», recordó Hall. «Realmente miré en quién me había convertido, en una persona desagradable.»

Así que hizo una promesa a su abuelo de que iba a mejorar y, horas más tarde, fue arrestada por cargos de felonía y fue a la cárcel. Fue entonces cuando encontró a Dios, abandonó las drogas y cambió su vida para mejorar.

Fue el 6 de diciembre de 2016, cuatro años después de que se puso sobria, que Hall publicó un mensaje en su página de Facebook el cual rápidamente se volvió viral. Ella compartió una nota sobre su sobriedad junto con algunas fotos impactantes antes y después, mostrando el profundo peaje que las drogas habían tomado sobre ella.

«Hoy marca 4 años limpios de heroína y metanfetamina. La parte superior izquierda soy yo en plena adicción. Yo era un terrible usuario iv y como la mayoría, y progresivamente empeoraba «, escribió ella. «La parte inferior izquierda soy yo el día que fui arrestada (12-6-12) y finalmente el día que me rendí a Dios!»

Hoy en día, Hall es madre de una niña de 18 meses de edad, y está a la mitad de su título universitario; ella espera convertirse en un ministro de la prisión para que poderle ayudar a otros que enfrentan luchas similares.

«Todos los días agradezco a Dios que no estoy donde estuve una vez!» escribió ella. «La sobriedad es posible.»

En un mensaje de seguimiento en Facebook, Hall declaró que quería dejar claro que, aunque algunos medios de comunicación no incluyeron sus comentarios acerca de Dios en sus informes; es su fe en El que la ha sacado de la adicción y ha cambiado su vida.

«Para ser claros, no llegué aquí sin el apoyo y amor de mi Señor y Salvador Jesucristo!» escribió ella.

Según KNXV-TV, Hall comenzará a trabajar como consejera en temas de drogas y alcohol en una organización comunitaria a partir de enero.