Jesús nos mostró el habito de aislarse, sintió cansancio, hambre, agotamiento, sueño y fatiga.

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.
Marcos 1:35

Jesús planificaba los tiempos de aislamiento para poder escuchar a Dios. Nuestro tiempo de silencio no debe estar planificado.
Lo que queremos decirle a Dios sino para poder escucharlo a Él. Frecuentemente, Jesús se toma tiempo para retirarse de la gente,
de las presiones y de los ruidos de la vida cotidiana. Aunque nunca fue una persona solitaria, sintia la necesidad de estar solo para refrescarse espiritual y emocionalmente.
Cuando Jesús se retiraba, a menudo prefería dos lugares: Las orillas del lago y las montanas.

¿Cuáles son los enemigos del hábito del aislamiento?

1. Culpabilidad: «Me sentiré culpable si dejo lo que estoy haciendo para pasar unos minutos a solas».
2. Ocupaciones: «Simplemente, no tengo tiempo».
3. Ego: «No puedo alejarme de lo que esta pasando, me necesitan»
4. Aburrimiento: «Me voy a aburrir mucho».
5. Inquietud: «No sabré que decir o que hacer».
6. Incomodidad: «EI silencio me hace sentir raro».
7. Criticas: «¿Que irán a pensar de mi?».
8. Perdida: Perderé tiempo en lo que estaba haciendo, no lo recuperare si me detengo

Haga del aislamiento un hábito

1. Permítase tener un tiempo de aislamiento, un retiro espiritual
cada día, o una ves por semana con Dios.
2. Acepte que no tomar tiempo para aislarse puede producir agotamiento espiritual y emocional.
3. Escoja un momento y un lugar especifico. Anótelo en su agenda. Usted debe recordar que tendrá un tiempo y un lugar apartado.
4. Cuando surja la necesidad, no espere, hágalo inmediatamente. Permita que las personas conozcan de antemano que usted necesita algún tiempo para pensar y orar. Hay poder en la honestidad. La gente tal vez no lo entienda, pero cuando usted diga «Necesito orar sobre esto» o «Necesito un poco de tiempo para pensarlo», merecen el respeto de los demás. Asegúrese que no sea una excusa o para posponer una decisión.
5. No son vacaciones en un pequeño retiro de horas a lo sumo 1 o 2 días.

Fuente: Los hábitos de Jesús, “ Jay Dennis ”, taller Módulo 2 C.I.L.Y.N Argentina. Basconcel Daniel