Una corte de Sudán ha retirado los cargos puestos en contra de un grupo de líderes cristianos que fueron arrestados el año pasado en medio de un intento del gobierno de quitarles el control de sus denominaciones.

Christian Solidarity Worldwide, una fundación sin fines de lucro que defiende cristianos perseguidos a través del mundo, reporto que los lideres electos con la Iglesia de Cristo en Sudan fueron absueltos de los cargos criminales por un juez el jueves pasado.

Ocho lideres SCOC, incluyendo al presidente electo SCOC, fueron arrestados el pasado 23 de agosto en Omdurmán después de rehusarse a ceder el control de la predominantemente denominación Nuban al comité designado por el gobierno, mientras que otros seis líderes de iglesias se escondieron.

De acuerdo al CSW, los procedimientos criminales contra los lideres electos de la iglesia comenzaron a finales del año pasado y duraron más de 10 meses debido a retrasos de los procedimientos de enjuiciamiento. En la audiencia del jueves pasado, un juez cuestiono a un oficial del Ministerio de Orientación y Dotaciones Religiosas.

Al final el juez dicto que un caso criminal nunca debió haber sido imputado contra los lideres ya que el problema gira alrededor de una disputa administrativa.

“Nosotros damos la bienvenida a la anulación de los cargos contra el liderazgo electo de la Iglesia de Cristo en Sudán,” dijo el Jefe Ejecutivo de CSW Mervyn Thomas en un comunicado. “Este caso demuestra la politización del sistema criminal de justicia, afectando a líderes religiosos, quienes son miembros ejemplares de la comunidad, y están siendo forzados a defenderse contra cargos criminales innecesarios.”

Siete de los lideres arrestados en agosto del 2017 son miembros del comité ejecutivo del SCOC e incluyen al Moderador de SCOC Reverendo Ayoub Mattan y el líder de misiones de SCOC Kuwa Shamal. Shamal fue previamente arrestado por crímenes de seguridad nacional, pero fue dejado en libertad en enero del 2017 después de pasar meses en prisión.

“En dos ocasiones él ha sido acusado de cargos criminales y declarado inocente por la corte en ambas instancias,” dijo Thomas. “El Reverendo Shamal no solamente se ha defendido contra cargos injustos sino también ha sido apresado por nueve meses entre el 2015 y 2016, una poderosa ilustración del acoso religioso que enfrentan las minorías en Sudan.

Sudan es la cuarta nación a nivel mundial en cuanto a persecución de cristianos, de acuerdo a la lista USA’s 2018 World Watch de Puertas Abiertas.

“Este es un momento increíblemente difícil para los cristianos en Sudán. Están perdiendo iglesias en las que se han congregado por años,” explica Puertas Abiertas en una hoja de hechos. “El gobierno regularmente arresta e intimida a líderes cristianos y ha demandado en por lo menos una ocasión que el liderazgo sea entregado a un comité apoyado por el gobierno. Cuando los cristianos interactúan con los Musulmanes Sudaneses ellos deben ser extremadamente cautelosos, ya que cualquier mención de su fe puede ser considerada como un “acto que anima la apostasía contra el islam.”

Las luchas por los líderes de la SCOC se producen cuando los líderes de la Iglesia Presbiteriana Evangélica de Sudán también han sido encarcelados en años pasados debido a que sus ministerios han sido interferidos por funcionarios gubernamentales.

Puertas Abiertas declara que los cristianos sudaneses son arrestados con cargos de espionaje mientras que muchas iglesias han sido demolidas por el gobierno. Adicionalmente, también hay iglesias que están en una lista de espera para ser demolidas.

El año pasado, se reportó que Sudan desalojo dos familias cristianas de sus casas propiedad de la iglesia después de que un juez dictara que un inversionista musulmán podía tomar posesión de las propiedades.

Sudan, el cual es 97 porciento musulmán, es uno de 10 países listados por el Departamento de Estado de Estados Unidos como un “país de particular preocupación (CPC por sus siglas en inglés)” por las enormes y sistemáticas violaciones a la libertad religiosa. Otras naciones en la lista incluyen a los bien conocidos violadores de derechos humanos Corea del Norte, Irán, China, Birmania y Eritrea. Sudan ha sido designado como un CPC desde 1999.

“En reuniones con el ministro extranjero, el [U.S.] Charge d’Affaires realzo el asunto de los pastores detenidos, urgiendo al gobierno que les otorgara un juicio justo y rápido,” así lo indica el Reporte de Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado del 2017 cuando se refiere a Sudan. “Oficiales de la Embajada estresaron la importancia de la libertad religiosa para mejorar las relaciones con Estados Unidos. La embajada mantuvo contacto cercano con líderes religiosos, grupos basados en la fe, y organizaciones no gubernamentales (NGOs), y monitoreo y asistió en muchos de los procedimientos legales de aquellos enjuiciados en conexión con sus creencias religiosas.”

En noviembre pasado, el Alguacil Secretario de Estado John Sullivan urgió en un discurso en la Universidad Al-Koran Al-Karim en Omdurman para que el gobierno Sudanés cesara la demolición de iglesias para que las relaciones Estados Unidos – Sudan mejoraran.

El gobierno de Estados Unidos en octubre pasado procedió a levantar sanciones a dos décadas de embargo contra Sudan en base a que había comenzado a encargarse de las preocupaciones de derechos humanos.