A las 15.30 h de estos próximo viernes 1 y sábado 2 de mayo se abrirán las puertas para comenzar el Festival Internacional de la Esperanza, un evento festivo en el que a través de música, historias reales y una exposición del pastor Franklin Graham se quiere transmitir el mensaje de esperanza que hay en el evangelio de Jesús.

Iglesias y entidades evangélicas de Cataluña, y también del resto del país, se han unido en un esfuerzo singular para llevar a cabo este evento.

En una entrevista, el coordinador local del Festival, Jaume Torrado, explica la gran implicación de las iglesias locales en participar y que en estos momentos esperan llenar el Palau tanto el viernes como el sábado.

Pregunta. A sólo unas horas de empezar, ¿qué expectativa de asistencia tenéis?

Respuesta. En realidad hay una gran expectativa, porque la reserva de grupos, de autobuses, está confirmado. Pensamos que estará lleno al completo. Será un gran evento, un evento histórico y el Palau Sant Jordi tendrá un día significativo.

P. ¿Cómo valoras la implicación de entidades e iglesias evangélicas en torno a este Festival?

R. Nos ha costado como siempre nos cuesta unirnos en proyectos. Pero mi sentir personal, que he ido teniendo al visitar iglesias, dando seminarios de presentación -y hay que decir que una de las cosas de las que más pecamos, es de falta de unidad, pero eso ha ido cambiando- las iglesias han tenido cada vez más sensación de fraternidad, de cuerpo, de que es un evento de todos y por todos, y que el centro del evento es la proclamación del evangelio claro, que en eso no hay diferencias.

Este mensaje apunta a compartir el mensaje claro y directo al corazón de que en Jesucristo hay esperanza, y sólo en él la hay. En esto no hay lugar a matices. Además hay espacio para todos y todos se sentirán parte del festival.

P. ¿Cuál es el programa previsto?

R. Los dos días tienen el mismo formato. Abrimos puertas a las 15.30, e invitamos que las personas que no tengan reserva vengan temprano. A partir de las 17 comenzamos con música variada, a las 18 habrá presentaciones y testimonios de vidas reales, más música. Hablará Franklin Graham y luego finalizaremos con un concierto. Estaremos terminando después de las 21 h.

P. ¿Qué expectativa estáis recibiendo de la sociedad, medios de comunicación, etc?

R. Creo que se ha generado curiosidad estas últimas semanas, con la publicidad externa en autobuses, paradas de metro… Y ha tomado un lugar de expectativa, de personas que se interesan. Y el lema, “Barcelona se llena de esperanza”, ha calado. Ese mensaje está llegando. Las personas saben que habrá ese mensaje, y hay interés por este mensaje de esperanza regado de celebración, de buena música, está abriendo puertas.

P. ¿Las iglesias no sólo se preparan para el Festival, o también para el día después?

R. El plan maestro del Festival es que comienza con la motivación, con mucha oración, con generación de compromiso, de unidad. Hay miles de personas que se han puesto al pie de la cruz rogando por su familia, por sus amigos, por sus compañeros para invitarlos. En el mes de marzo se hacen cursos de formación que la Asociación Billy Graham ha ofrecido a las iglesias, y miles de personas han estado preparándose en un curso muy sencillo y práctico para vivir una vida cristiana efectiva y cómo compartir nuestra fe. El día después del Festival, se procesa toda la información de las personas que han mostrado interés por el mensaje y las iglesias locales son las que les ayudarán a entender y conocer más, y ayudarles a integrarse en una comunidad de fe en la que se predique el evangelio de Jesucristo.

P. Finalmente, ¿qué dirías a las personas para invitarles a asistir?

R. Estas oportunidades no son de las que se repiten habitualmente. Somos privilegiados de poder vivir esta experiencia. Es una de las grandes oportunidades de disfrutar esto aquí en casa.