Natanael Menéndez es hijo de los pastores Estella y Rubén Menendez de Buenos Aires, Argentina. Le hicimos un reportaje donde nos cuenta como logró pese a todas las dificultades, llegar ser Modelo Profesional. Esto es lo que nos cuenta:

El mundo del modelaje profesional es difícil pero si sabés afrontarlo desde la perspectiva de un comprometido hijo de Dios todo sale bien. El ambiente de la moda no es nada fácil, más siendo evangélico e hijo de pastores.

Podés recibir discriminación, muchas burlas y malos comentarios que te desaniman, pero si realmente tenes un sueño y querés llegar a concretarlo tenés que hacer oídos sordos a todos esos dichos que lo único que quieren es frenarte y que bajes los brazos.

Nací en un hogar cristiano, con padres ministros. Mi sueño era el ser modelo, sueño que realmente pude concretar. Tuve que estudiar y aprender cosas que realmente pensaba que solo era caminar y nada más, pero cuando entré en el ambiente me di cuenta que no era tan fácil como pensaba o como pueden llegar a imaginar muchos.

Hay que aprender técnicas de pasarela, coreografías, posturas, giros y técnicas para caminar. También expresiones faciales y corporales. Cosas que no se pueden logran de la noche a la mañana, pero yo me esforcé y a pesar de muchos comentarios desalentadores hoy soy modelo y con orgullo puedo decir que soy uno de los primeros modelos evangélicos de nuestro país.

Pasé muchas situaciones que casi me hicieron tirar la toalla. Pero Dios me dio una palabra que era “vas a entrar a ese ambiente para predicar mi palabra y darme a conocer en ese lugar”. Hoy estoy agradecido a Dios por todas las oportunidades que tuve.

Pude desfilar en las mejores pasarelas de nuestro país y próximamente en las del mundo, ya que tengo propuestas para salir al exterior a trabajar
Todo esto lo pude lograr gracias a Dios . . .

Recuerdo cuando hice mi primer desfile importante, fue un día de muchos nervios ya que sólo me dijeron “vas a tener una sola pasada”. Ese día me puse a orar a Dios diciendo dame fuerza para poder lograr hacerlo con excelencia y como dice tu palabra en colosenses 3:23 “y todo lo que hagáis hacedlo como para el Señor y no para los hombres”, ese pasaje Bíblico siempre la tengo presente ya que me ayuda a dar todo de mi en cada aspecto de mi vida. Recuerdo que le dije a Dios que me ayude a ser excelente en esa única pasada. Fue así que pude abrir el desfile con esa única oportunidad pero  cuando volví a entrar al backstage (detrás de escena) todos estaban locos porque no podían creer como pude hacerlo. Eso hizo que ese mismo día dos diseñadores más les pidieran a los productores que yo sea su modelo para sus próximas pasadas. A todo esto, yo no entendía nada ya que me dijeron que solo iba a tener una sola pasada, pero Dios tenía otros planes y terminé haciendo cinco ese mismo día.

Muchas veces si nos aferramos de una Palabra que tengamos de parte de Dios y damos lo mejor de nosotros sabiendo que lo hacemos con excelencia y  como para Dios, vamos siempre a marcar una diferencia. Hoy cada vez que estoy por salir a desfilar y hacer mi pasada le digo a Dios: Señor esto lo hago como que si fuera para vos.

A medida que pasaron los años Dios fue abriendo nuevas puertas y pude estar en los mejores lugares de Argentina trabajando y compartiendo la Palabra, su Palabra, mediante este trabajo.

Lo que te quiero decir con todo esto es que muchas veces nos enseñan a estar encerrados en una caja sin saber que hacer, pero Dios nos manda a romper paradigmas y hacer cosas que otros no se animan. Este desafío es para vos que quizás tenes un sueño o una meta que querés alcanzar, y todo lo que pasa alrededor tuyo parece negativo. Te aliento a que puedas ser desafiado.

SI LO VAS A LOGRAR
Mi nuevo desafío fue comenzar una escuela virtual de moda cristiana, que es la primera en el país y en el mundo, SI leíste bien LA PRIMERA EN EL MUNDO. El desafío es grande pero sé que todo va de la mano de Dios.

Si tu sueño es ser Modelo yo puedo ayudarte e instruirte para que logres tu objetivo en el ambiente de la moda. Todo comienzo es difícil pero una vez que estamos en carrera no tenemos que parar hasta llegar a la meta.

¡¡¡¡SI LO CREES, LO PODES LOGRAR!!!!
Recordá que yo comencé desde abajo con comentarios negativos y pronósticos erróneos, pero hoy aquí estoy, llegué a concretar muchos de mis sueños y todavía voy por muchos más, siempre confiando y creyendo que Dios me va a ayudar a salir adelante y a llegar al lugar que deseo.

Te ANIMO a que vos puedas hacer lo mismo y que no tengas miedo a lo que puedan decir… sino que también logres concretar tus sueños, metas y anhelos. Aquí te dejo mi numero: 11 3110-9185