La población haitiana ha sido severamente afectada por el huracán Matthew. Semanas después de la tormenta, el número de muertos supera las 1000 personas.

Las comunidades de haitianos perdieron sus casas, negocios, iglesias, y más de 1.000 vidas en este huracán de categoría 4 que dejó un camino de destrucción desde Colombia, América del Sur hasta las dos Carolinas en Estados Unidos.

Samaritan’s Purse ha entregado más de 220 toneladas métricas de agua, saneamiento e higiene (WASH) suministros, materiales de refugio y de socorro médico en la península sur del país y otras zonas afectadas. Nuestro personal continúa evaluando y abordando las crecientes necesidades de las comunidades, muchas de las cuales fueron completamente arrasadas por vientos de 233 kilómetros por hora y mareas de tormenta catastrófica.

Son cerca de dos millones de personas los damnificadas por el ciclón. Pero la emergencia humanitaria podría empeorar con el rápido aumento de los casos de cólera. La organización Samaritan’s Purse mantiene equipos médicos en la zona para tratar de evitar la propagación de este virus.

El enfoque de nuestro equipo médico actual se centra en la prevención de la propagación mientras que también se proporciona un tratamiento para salvar vidas con antibióticos en nuestros centros de tratamiento del cólera en Chardionnières.

Vimos un aumento en los casos de cólera durante el fin de semana (octubre 22-23), pasamos de un total de tres pacientes a docenas el sábado y el domingo.

“Estamos dando tratamientos contra el cólera en tres diferentes localidades. Hemos encontrado que en los últimos días el número de casos van en aumento dramáticamente. El único centro de tratamiento está en un lugar llamado Chardonnieres está ahora en su máxima capacidad que es unos 40 a 45 pacientes al día”, precisa Ken Isaacs, de Samaritan’s Purse.