El Pastor de la megaiglesia, Robert Morris dió su primer sermón después de que atravesara una experiencia cercana a la muerte a principios de este año, y recibió un fuerte aplauso de parte de la comunidad de la Iglesia Gateway.

El sábado, Morris regresó para predicar el primer sermón de una serie de tres partes, titulado ‘Eternidad: Tu Decisión’, después de haber sufrido complicaciones por una cirugía de hernia en Abril que acabó en una hemorragia interna severa.

«Estoy feliz de estar nuevamente,» dijo Morris a la congregación de Gateway, bromeando acerca de que a pesar de haber estado ausente por meses, aún ‘cabía en el púlpito’.

Antes de comenzar su sermón, Morris comentó que se ‘había recuperado por completo’ de su problema de salud; y que el Pastor Jimmy Evans, quien estuvo a cargo de la congregación durante su ausencia, continuaría en el liderazgo como pastor principal.

«El Pastor Jimmy seguirá ayudándome un poco más en las tareas del día a día,» dijo Morris, remarcando que al no tener que ocuparse de las tareas del pastor principal, podrá predicar con más frecuencia ahora.

El primer sermón de Morris de la serie ‘Eternidad: Tu Elección’, se llamó ‘Por la Voluntad de quién’, en donde expresa su oposición a la postura Calvinista, que cree que Dios es quien elige quién será salvo y quién condenado.

«Yo realmente creo que es uno mismo quién determina dónde pasará la eternidad y que Dios es Justo y Misericordioso, dándole a cada persona la oportunidad de aceptar a Jesucristo,» contó Morris.

«Lo que sea que creas debe ser consistente con la naturaleza y el carácter de Dios. Y un Dios que ama tanto al mundo como para entregar a Su Único Hijo para Salvación, es un Dios que da a cada uno una oportunidad, eso creo.»

Morris explicó que, aunque aprecia a los cristianos que profesan el Calvinismo; considera que está doctrina puede dejar afuera a muchos de la Iglesia.

«Yo creo, que si creemos algo como ésto, que Dios escoge a algunos para ser salvos y rechaza al resto… Entonces para qué hablar a todos de Cristo», se preguntó Morris.

En marzo, Morris sufrió un terrible dolor en su abdomen. Un doctor lo examinó y encontró que tenía una hernia doble, que derivó en una cirugía el 2 de Abril.

El 8 de Abril, Morris comenzó a experimentar una debilidad extrema. Los paramédicos lo llevaron de inmediato al hospital, y descubrieron un hematoma, por el cual entró en una cirugía de emergencia debido a una hemorragia interna.

Al finalizar la cirugía invasiva de emergencia, Morris necesitó siete unidades de sangre -el equivalente de la mitad necesaria para sobrevivir. El 11 de Abril, la hemorragia cesó, pero Morris había contraído neumonía.

Luego, el 15 de Abril, Morris se encontraba estable como para dejar el hospital y comenzar el proceso de una lenta recuperación de su salud.

«Ya no tengo tantas jaquecas nocturnas y espasmos, y los valores de mi sangre se están normalizando. Además, los reportes de los médicos son favorables. Es un proceso lento, pero voy por buen camino,» dijo Morris el 24 de Abril.

En junio, Morris regresó a la Iglesia Gateway, y aunque no predicó en esa oportunidad, sí compartió un reporte acerca de su salud y declaró estar allí gracias a ‘las oraciones de la congregación.’

Según Morris, cuando estaba siendo trasladado al hospital, tuvo ‘un encuentro con el Señor’ que lo hizo sentir ‘completamente en paz, lleno de gozo y alegría’.

«No fuí al Cielo pero la Presencia del Señor llenó el helicóptero y sentí como si estaba yendo hacia el Cielo,» remarcó Morris.

«Estaba tan entusiasmado pues vería a Jesús, iría al Cielo. Por supuesto que pensé en mi familia y en los hermanos de la iglesia… Pero sabía que Dios se ocuparía de todos.»