El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, informó que su gobierno está listo para llegar a un acuerdo en relación a una propuesta de recibir a 152 cristianos que actualmente se encuentran en campos en la ciudad de Erbil, en Irak.

Sobotka indicó que el grupo se vio forzado a huir de sus hogares por el avance del Estado Islámico en Irak y su situación es complicada. Señaló que se acercaron a la República Checa con una petición de asilo a través de una organización no gubernamental.

Sobotka agregó que el ministro de Interior, Milan Chovanec, presentará una propuesta para que el gobierno los reciba después de conversaciones programadas con Naciones Unidas para la próxima semana cuyo objetivo será esclarecer su estatus.

Indicó que el gobierno compartirá los gastos para llevarlos a la República Checa con organismos no gubernamentales.