Un bloque de basalto de 300 kilogramos con tres compartimientos lisos tallados en su parte superior fue encontrado en las ruinas de lo que podría ser Betsaida. Investigadores afirman que podría ser un relicario que albergaba los restos de los apóstoles Felipe, Andrés y Pedro, propone un destacado arqueólogo israelí.

En 2017 científicos israelíes creyeron haber encontrado el antiguo pueblo pesquero de Betsaida, mencionado en el Nuevo Testamento (Juan 1: 44) como el hogar de los apóstoles, luego de desenterrar las ruinas romanas bajo una iglesia bizantina que, según la crónica de un peregrino de la época, fue construida sobre la casa de Pedro y Andrés.

Increíblemente, y casi por accidente, este año se encontraron los restos del antiguo relicario. “Fue encontrado en los escombros de una casa de dos pisos de la era otomana construida por un hombre rico de Damasco, que era dueño de toda la tierra a fines del siglo XIX. Su nombre completo era Abdul Rahman Pasha al-Yusuf y se lo llamó “el Bek”, de ahí el sobrenombre de la ciudad de “Beit Habek”.

Mientras que la parte superior de la piedra está meticulosamente tallada con tres depresiones, el fondo de la piedra, que habría estado en el piso debajo del altar de la iglesia, permaneció áspero, dice el profesor israelí Rami Aviam a Haaretz.

En las iglesias bizantinas, hasta el día de hoy, los relicarios fueron colocados en la tierra debajo del altar y podrían tener de uno a múltiples compartimentos para las reliquias sagradas, sentencia Aviam. Dada la ubicación y las matemáticas, “sugerimos, con cautela, que este podría ser el relicario de Felipe, Andrés y Pedro. Esto podría haber sido el relicario de la Iglesia de los Apóstoles”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/arqueologia/relicario-apostoles-jesus-pudo-haber-sido-encontrado-israel/