En un mundo donde la comodidad comúnmente silencia los gritos de justicia y libertad religiosa, Ryan Brown, CEO del grupo vigía de persecución Puertas Abiertas US, esta resaltando las realidades enfrentadas por los creyentes en regiones hostiles y retando a la iglesia occidental para que despierte de su sueño de comodidad y materialismo.

“La gente a menudo asume que, cuando nos acercamos a la Iglesia perseguida, el objetivo es sacarla de su persecución y de ese contexto”, dijo Brown a The Christian Post.

“Eso no es lo que están pidiendo. Al acercarnos a la Iglesia perseguida, ellos quieren ser las manos y los pies de Cristo, allí mismo, en el contexto de su persecución. Lo que piden es que los recordemos en oración, que los levantemos, que sean fieles en su testimonio. Creen que Cristo los ha puesto allí por una razón y que quieren ser fieles a ese propósito al que Cristo los ha llamado. Ciertamente, hay circunstancias donde hay una necesidad de la cual las personas necesitan ser sacadas, pero esa no es su petición principal. Su petición principal es que cuenten con recursos y apoyo para que puedan ser las manos y pies de Cristo justo allí donde están”.

De acuerdo a Brown, muchos cristianos en países perseguidos priorizan su fe por encima de la conformidad cultural, comúnmente a un costo de gran sacrificio personal – algo que la iglesia occidental haría bien en emular.

«Necesitamos que nos despierten, necesitamos fortalecer lo que queda y está a punto de morir dentro de nuestro propio contexto», afirmó. “Es un testimonio de la forma en que Cristo ha diseñado Su Iglesia. Cuando Él nos reúne a todos, tenemos la oportunidad de elevar a nuestros hermanos y hermanas en oración, brindarles el apoyo apropiado, permitirles ser las manos y los pies de Cristo allí mismo, en su contexto… ellos tienen una comprensión de esta perla de gran precio, saben que el Reino de Cristo nos puede costar algo”.

Fue esta convicción de la que la iglesia occidental puede aprender valiosas lecciones de sus contrapartes perseguidas que fueron las primeras en atraer a Brown a Puertas Abiertas, la cual opera en mas de 70 países, suministrando Biblias, capacitación para lideres de iglesia, proveyendo apoyo practico y ayuda de emergencia y apoyo a los cristianos quienes sufren persecución y discriminación por su fe.

“Creo que muy pocos de nosotros aqui en Estados Unidos argumentaríamos que estamos viviendo cada vez mas en una cultura post cristiana”, le dijo él a CP. “Esto es un territorio tan nuevo para muchos de nosotros. Aun así, tenemos a nuestros hermanos y hermanas perseguidos alrededor del mundo quienes se nos han adelantado en esto, y, a gran costo y gran sacrificio para si mismos, ellos han tomado la decisión de utilizar su fe para determinar como van a involucrarse en su cultura, en vez de utilizar su cultura para determinar como pueden ellos involucrarse con su fe. Y eso es algo que necesitamos aquí en occidente”.

Uno de los contribuyentes claves de Puertas Abiertas para crear conciencia es la lista anual Word Hatch List, la cual califica a los 50 países donde los cristianos enfrentan severas persecuciones.

En la lista mas reciente, Brown dijo, resalta la tendencia angustiosa de violencia, particularmente en África Subsahariana, conde las naciones como Nigeria ven a creyentes asesinados por su fe en una tendencia angustiosa.

“Lo que esta sucediendo allí puede ser considerado como el epicentro de lo que ha sucedido en toda la región, donde la complexión de la persecución continúa volviéndose incrementablemente en violencia”, dijo Brown.

La lista también tuvo un incremento significativo en la persecución de cristianos a nivel global, marcado por una notable alza en la destrucción de sus hogares, iglesias, escuelas y hospitales, dijo él. El numero de cristianos obligados a abandonar sus hogares debido a la violencia y persecución también creció exponencialmente, esto de acuerdo a la Lista Word Hatch.

Puertas Abiertas USA fue fundada en 1955 por un misionero danés llamado Brother Andes, quien en ese tiempo ayudó a contrabandear Biblias detrás de la Cortina de Hierro para los cristianos perseguidos en Polonia, la cual en ese tiempo era parte del bloque soviético. Brown compartió como hoy día Puertas Abiertas se ha adaptado para suplir la cambiante cara de la persecución, abordando las necesidades contemporáneas tales como sustento y educación.

“A los cristianos se les esta negando el acceso a oportunidades de sustento, se les niega el acceso a oportunidades de educación”, dijo él. “Cuando alguien no puede proveer para su familia, incluso cuando ellos desean ser las manos y pies de Cristo justo aquí, tienes que irte. Así que tienes que venir junto con la iglesia local y equiparlos. Algunas veces, es crear oportunidades por medio de las microfinanzas o darles a los individuos una oportunidad para obtener un sustento y continuar siendo la iglesia en esas áreas. Otras veces, es proveer acceso a la educación para que tus amigos puedan leer la palabra de Dios escrita”.

Para apoyar a Puertas Abiertas y la iglesia perseguida a nivel mundial, Brown alienta a los cristianos a interactuar con la Word Hatch List como un punto de partida para la conciencia y oración.

“Cada uno de esos países es perfilado y da algo de información tal como las realidades en tierra, pero no se detiene el asunto allí. De hecho, da unos puntos específicos de partida para que podamos levantar a nuestros hermanos y hermanas en oración”, dijo él.

“La concientización es un punto de partida. Pero si termina en la concientización, nos hemos quedado cortos. Idealmente, esta nos lleva a nuestras rodillas. Deberíamos levantar a nuestros hermanos y hermanas en oración”.

Y sobre el futuro, Brown dijo que espera que la iglesia global, particularmente aquellos bajo persecución, estén enraizados en la fidelidad. Él hizo notar que la persecución inherentemente esta ligada con la fe cristiana, como se evidencia en las experiencias y enseñanzas del Nuevo Testamento.

Algunas de las regiones experimentan el crecimiento mas significativo en la iglesia de hoy, dijo él, también aquellos que enfrentan la persecución más severa.

“La persecución y la fe cristiana están ligadas”, dijo él. “Incluso ahora, las áreas del globo en las cuales la iglesia está creciendo más son donde la persecución es mas grande. Mi oración es que oremos, por seguridad, absolutamente, y aboguemos por la justicia para las libertades religiosas y aquellos derechos humanos básicos. Absolutamente…pero la oración es eso en aquellas realidades de persecución, yo y otros seremos fieles en nuestro testimonio para lo que Cristo nos ha llamado a hacer y para quienes Cristo nos ha llamado a ser”.