Podríamos decir que la propuesta de valor es el corazón de un modelo de negocios. Es importante aclarar que el valor en los negocios es diferente al precio, ya que el precio es lo que pago por un producto o servicio y el valor es lo que percibo que recibo de ese producto o servicio. Por lo tanto podemos definir valor como esos diferenciales que hacen que mi clientes se enamoren de lo que le ofrezco yo y no mi competencia.

 

Cuando hablamos de Propuesta de Valor, según Alex Osterwalder (creador del Business Model Canvas) nos referimos a una serie de ventajas o diferenciadores que una empresa o persona ofrece a los clientes o consumidores. Está claro que la clave en todo esto es conocer primeramente a mi cliente, ya que uno no puede venderle todo a todos.

 

Al diseñar nuestra propuesta de valor, el autor Alex Osterwalder, nos indica que debemos primero conocer a nuestro cliente y definir su perfil para luego contrastarlo con nuestra propuesta de valor.

Para diseñar dicha propuesta debemos saber que tipos de problemas buscan resolver, como por ejemplo cortar el pasto, ganar status, alcanzar la productividad laboral. Además debemos saber que frustraciones enfrenta nuestro potencial cliente para saber que debemos ofrecerle para aliviarla y por último debemos conocer sus alegrías que son los resultados y expectativas que tiene al momento de consumir un producto o servicio.

Por otro lado como empresa ofreceremos productos o servicios, tangible o intangibles, debemos ofrecer aliviadores de frustraciones y creadores de alegrías para nuestros clientes.

 

Una vez que trabajemos en el perfil del cliente y en nuestra propuesta de valor deberemos comparar ambos trabajos. Esto se hace para entender si lo que ofrecemos encaja con lo que necesitan. Es decir si nuestros productos y servicios ayudan a realizar a nuestros clientes las actividad es que desean realizar, alivian sus frustraciones y/o crean las alegrías que necesitan.

 

Un ejemplo de marcas que crean valor:

  • Netflix: Ofrece a sus clientes la posibilidad de seleccionar su contenido favorito cuando lo desee.
  • Uber: Permite al usuario gestionar su viaje de manera rápida, ágil y segura.
  • Apple: Diseño único, experiencia y status.

 

Así lo entendió el Apóstol Pablo al identificar bien a qué público le estaba hablando y poder presentar el Evangelio. Aunque entendía que necesitaban el evangelio y éste no cambia, lo comunicaba de una manera diferente para que la audiencia lo pudiera entender y valorar. 

Así y todo no logra que todos lo que lo escuchan se salven, sino algunos. 

 

¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número. Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley;a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. 1 Corintios 9 – 18:22

No todos comprarán tu producto o servicio, pero mientras más conozcas a tu público y mejor comuniques tu propuesta de valor solucionando un problema o necesidad, mayores serán tus posibilidades de vender.

 

Photo by Johanna Buguet on Unsplash