El pastor estadounidense evangélico, Alistair Begg, ha hablado sobre el problema de las ceremonias nupciales trans (y yo incluyo bodas gay) en si los cristianos practicantes pueden asistir con buena conciencia. En corto, dice él si con advertencias, y lo ha puesto en un contexto mas amplio relacional y evangelístico.

Varios pesos pesados han escrito en respuesta, desde el brillante Rob Gagnon al académico Carl Truerman a Paul Huxley de Christian Concern y el pastor estadounidense Kelly Williams. Ellos disienten y basan sus puntos de vista en argumentos y conocimientos fuertes exegéticos, teológicos, bíblicos y pastorales, tales como la asistencia tacita o abiertamente respalda una unión ritual transgresivamente sexual y como, dado el contenido de 1 Corintios, San Pablo nunca – nunca podría – haber dado tal consejo.

De luto, no de baile

Aquí, tengo un enfoque un poco diferente, y para clarificar, le hablo a aquellos quienes tienen un punto de vista ortodoxo de la sexualidad moral.

Creo que tal evento debería provoca luto, no celebración. Si estamos convencidos de que esta es una unión sexual pecaminosa, ¿Cómo podemos hacer lo contrario? Y para estar seguros, hay muchos aspectos relacionales que podríamos elogiar, pero en su naturaleza sexual esencial esto reta la propia autoridad de Dios.

El problema mayor: el legado letal de Alfred Kinsey

En mi punto de vista, la iglesia nunca ha respondido apropiadamente a la falsa ciencia/propaganda – ‘¡solo un poquito de diversión traviesa!’ – lo cual forma las bases ideológicas de la revolución pansexual de Kinsey. Y para estar seguro, primero supuestamente la heterosexualidad fue ‘liberada’. Después de eso, vimos LG (lesbianas y gay) después B (bisexuales), después T (transgéneros) y ahora Q (queer/no binario), pero otras minorías menos socialmente aceptables están ahora también saliendo del closet.

Esta revolución ha envuelto en gran parte, ciertamente infiltrado, las instituciones y cultura del Occidente, incluyendo la iglesia. En lo principal, ha habido muy poca reparación o retroceso.

Miedo inquietante

Lo que compone es en este aspecto el cual el sátiro americano del siglo veinte, HL Mencken, hizo notar sobre el Puritanismo y el cual es posiblemente parte de esta conversación mas amplia. Para Mencken, el Puritanismo era ‘el miedo inquietante de que alguien, en algún lugar, puede ser feliz’.

Por medio de una inquietante caricatura – Jim Packer estaría justamente horrorizado – creo que hay un miedo semi consciente acechando en el evangelicalismo más amplio y que otros nos experimentaran hoy en día como Puritanos Mencken. Y ¿Quién quiere eso?

Incluso si es completamente falso, ¿Cómo puede uno negociar bien tales campos minados? Dios odia el pecado, pero, ¿cómo vivimos bien en un mundo lleno de el?

Aquí sugiero cuatro estrategias para responder esta pregunta

Uno: hazlo con arrepentimiento y lagrimas

¿Qué de nosotros? ¿tenemos ‘cosas’ que necesitan ser abordadas y trabajadas? ¿Ha estado Dios tratando de obtener nuestra atención en alguna área de nuestras vidas? ¿De qué debemos arrepentirnos, es decir, pensar y actuar de manera diferente, y cómo lo haremos realidad?

Viene a nuestra mente la amonestación de Jesús en Mateo 7 sobre quitar la viga de nuestro ojo antes de hablar de la paja de los ojos de otro. ¡Dada la naturaleza de seriedad y el gran tamaño de estas ‘pajas’, es vital que veamos claramente!

Segundo, el gran Francis Schaeffer ofrece una forma de seguir adelante – y gracias a Bill Muehlenberg por su cita.

“Con amor debemos enfrentar directamente el hecho de que nuestra cultura realmente esta bajo el juicio de Dios… por medio del trabajo del Espíritu Santo, mientras hablamos debe haber una exhibición simultanea de la santidad de Dios y Su amor…no funcionaria decir estas cosas fríamente. Jeremías lloró, y nosotros debemos llorar por el pobre mundo perdido, porque todos somos de un solo tipo”.

Dos: hazlo con empatía y compasión

Muchos en las comunidades LGBTQ han pasado por guerras y llevan consigo las cicatrices. Regularmente noto que el rol vital de ‘salir del closet’ como parte de la estrategia mas amplia de Kirk y Madsen en Después del Baile: Como América Conquistará Su Miedo y Odio a los Gay en los 90s. Y aunque ha tardado más, ha funcionado a la perfección. Su otra brillante estrategia era insistir que la ‘orientación’ y raza era equivalentes: ‘anti gay’ es igual a homófobo, lo cual es igual a racismo (silbido de abucheo).

Sus aliados – las familias no LGBTQ, amigos, colegas – comúnmente conocen y simpatizan con sus trágicos pasados – y con razón. Muchos nunca pidieron estos deseos los cuales comúnmente emergieron con fuerza alrededor de la adolescencia, no deseados y sin ser pedidos, temidos y odiados. Muchos lucharon con ellos valientemente, pero al final sin éxito. En la superficie, ¿no parecería que la ruta de la ‘boda’ era la forma más amable, más honorable, decente y practica a seguir? Nos engañamos a nosotros mismos – y a otros – si creemos que esto es verdad.

Tres: hazlo con realidad

El pecado nos odia. Tradicionalmente e históricamente, ‘el mundo, la carne y el Diablo han sido el nocivo triunvirato dominando a la humanidad, tentando, corrompiendo, dañando, destruyendo culturas, pueblos, comunidades, a nosotros. Algunos males son obvios, pero otros no lo son tanto.

En mi punto de vista, tenemos dificultades para creer que el pecado no es tan malo, tan dañino, tan corrupto. Tendríamos un momento mucho más fácil atacando estos campos minados si estuviéramos convencidos de su daño.

Mi pecado me destruye, incluso mientras tu pecado te destruye, si no antes, después. ¿Cómo es amable o amoroso pretender otra cosa?

Un dicho Victoriano me viene a la mente: ‘todo pecado es obstinado; y aunque lo que fluye puede retrasarse, nunca pierde la ruta’ (Lucy Clifford, ‘El fin de su Jornada’. 1887). ‘Apenas hemos comenzado’

En otro frente, el hecho triste es que mucho del mundo evangélico, incluyendo figuras publicas de liderazgo y redes, aparecen felizmente ignorantes de la revolución pansexual emergente, alarmante. Si no lo realizan en toda su extensión, permanecen ampliamente en silencio, ciertamente en público.

De hecho, decir ‘no’ a esta falsificación en particular – matrimonios del mismo sexo – es de hecho mucho mas difícil porque muchos tienen un poco idea de lo que por ahora esta involucrado, apenas un milagro, lo que está en la línea se volverá ‘la nueva normalidad’.

Las trágicas realidades del matrimonio del mismo sexo

Una advertencia importante aquí. Algunas parejas parecen modelos de exclusividad, intimidad, cuidado y florecimiento humano. Les deseo el bien a pesar de que lamento que su modelo de plantilla para la próxima generación. También, estoy consternado por la ferocidad con la cual los activistas atacan a los disidentes, y la subsecuente apatía y complacencia de los lideres conservadores en la cara ante estos errores judiciales.

Sin embargo, incluso si las parejas del mismo sexo parecen ser ‘perfectas’, no puedo afirmar su relación sexual y oraré para que termine. Y aquí, el Epilogo de Rosaria Butterfield en su nuevo libro Cinco Mentiras de Nuestra Era Anti Cristiana, en el cual ella escribe sobre la diferencia entre la aceptación y aprobación es de suma ayuda.

Desventajas del matrimonio del mismo sexo

Pocos parecen estar al tanto de que el matrimonio del mismo sexo no opera automáticamente en las líneas heteronormativas monógamas. Cada pareja decide como serán ‘fieles’ y en particular, si serán sexualmente abiertos (a otros) o cerrados, exclusivos, monógamos.

Muchas parejas de varones, especialmente los mas jóvenes, comienzan ‘cerrados’ y después ‘abiertos’ para sobrevivir. Vea el ‘Estudio de Parejas’ más reciente y compárelo con el estudio mas antiguo, ‘Mas Alla de la No Monogamia’. Vea también este análisis profundo de por que muchas parejas gay abren su relación.

Lee Badgett, en su libro del 2010 titulado Cuando las Personas Gay Se Casan, citó las palabras de un hombre en un matrimonio del mismo sexo quien había bromeado que la “Fidelidad no esta entre tus piernas, sino entre tus oídos”.

Para el primer hombre gay de Reino Unido en casarse, Peter McGaith, los hombres gay son pioneros en crear mejores relaciones, mas “maduras, racionales y honestas”. Esto incluye ser ‘abierto’.

“Mas del 50% de las relaciones de hombres gay no son sexualmente exclusivas”, dijo él.

Un estudio del 2021 puso el numero en un 30%. También vea la caridad de salud de Reino Unido, LGBT Hero, para más cifras preocupantes.

Entre parejas lesbianas, hay tazas mucho mas altas de divorcio debido a ‘comportamiento irrazonable’. Y en toda la comunidad LGBTQ, hay tasas más altas de violación y violencia física por una pareja intima.

Un poco sobre sexo

Dado el contenido adulto de esto, solo puedo rozar la superficie y conforme el transgenerismo es un asunto grande y complejo, no puedo entrar al tema propiamente aquí. Pero basta decir que hay un gran daño adjunto a ciertos comportamientos sexuales.

Por ejemplo, RAI [Coito Anal Receptivo] es un alto riesgo, sin importar la ‘orientación’ o ‘identidad’. Debido al miedo de ser acusado de homofobia, sin embargo, los hombres gay no son propiamente alertados de los riesgos. Extrañamente, incluso el Guardian ha admitido a las desventajas, por lo menos para las mujeres.

Investigaciones existentes y los reveladores Protocolos Sandyford sobre los retos de salud entre MSM [hombres quienes tienen sexo con hombres] han revelado altas tazas de enfermedad en un pequeño cohorte de población. ¿Por qué no es esto más conocido?

Otros reportes dan suficiente causa de preocupación sobre el sexo común de alto riesgo en la comunidad LGBTQ y ahora enseñan a todos los jóvenes ‘potencialmente queer’. También vea la guía sexual BishUK “para todos los mayores de 14” – alerta: es muy gráfico.

Cuando dos no es suficiente

Peter McGraith, mencionado arriba, afirmó con razón que los gay como él están al frente de esta revolución, como lo hizo el analista cultural, Anthony Giddens en su trabajo Transformación de la Intimidad hecho en 1992. Tal vez te hayas perdido los primeros matrimonios de tres en el mundo hace como una década atrás.

Así que, para recapitular, ¿Alistair Begg alentaría la asistencia a una boda polígama del mismo sexo?

El problema mayor

Como lo mencioné arriba, lo LGBTQ es solo el comienzo. Hay otras minorías sexuales menos aceptables socialmente que ahora están demandando derechos. ¿Qué de ellos? Muchos repiten la línea fiestera gay: así nací, intenté cambiar; no estoy haciendo daño a nadie; nuestros jóvenes están siendo dañados por el prejuicio social y la crueldad; la gente en nuestra comunidad está suicidándose, etc.

¿Suena familiar?

De hecho, si ‘amor es amor’, y aparentemente los deseos psicosexuales de todos forman parte de su identidad fundamental, y si esa identidad debe ser aceptada socialmente y públicamente, promovida y celebrada, entonces la sociedad y la iglesia no tienen elección mas que dejar de discriminar y aceptar ¡‘todo’! ¿verdad?

‘Toggle’, un zoófilo – alguien atraído sexualmente a los animales – argumentó en el 2021:

“Es innato, creo que es raro asumir que alguien elegiría hacerse pasar por la miseria. Ser un zoófilo viene con mucho dolor de corazón. Después de todo, las personas con las que formas tus lazos primarios tendrán expectativas de vida mas cortas. Dicho eso, nunca elegiría nacer diferente porque ser un zoófilo ha moldeado la persona que soy hoy en día, y quien soy, es bueno”.

Los polis ahora incluyen el grupo bi y no binario. Son talvez lo que están mas ‘afuera’ y orgullosos – incluso The Times parece estar de acuerdo. Pero ¿que de las personas NOMAPs (Personas No Infractoras Atraídas a los Menores)? ¿Qué de aquellos con GSA (Atracción Sexual Genética, una forma de incesto)?

¿Qué les dirían a ellos Begg y los otros?

Cuatro: hazlo al ofrecer la ayuda adecuada

Regresando a las parejas del mismo sexo, se necesita ayuda real y adecuada. Como hemos mencionado, la mayoría nunca ha pedido o querido tener estos sentimientos. Y, de hecho, tienden a ser síntomas de un malestar profundo.

El ex gay, Dr. Floyd Godfrey, hace notar, “la homosexualidad es la sexualización de necesidades y heridas emocionales legítimas”. Este conocimiento ayuda a explicar algo de la pasión cruzada detrás del Orgullo.

A pesar de ser invisibles, estas necesidades y heridas son muy reales, a un así en la mayoría de estas comunidades no tienen idea de su existencia o como son profundamente influenciados por ellas. Para más información vea el trabajo autobiográfico de Godfrey, El Viaje de un Joven: Sanidad para los Jóvenes con Sentimientos Homosexuales No Deseados.

Otro ex gay y consejero, Christopher Doyle observa que tales atracciones “continuaran hasta que el individuo descubra el significado de ellas y las llene en formas legitimas no sexuales”.

Este es un mensaje muy necesitado el cual da esperanza para una vida mejor y mas feliz, y muchos han experimentado una transformación profunda mientras se adentran en sus ‘cosas’ psicosexuales. Sus historias son contadas por grupos como X Outloud y el Changed Movement y a un así sus narrativas son casi ignoradas uniformemente por las entidades evangélicas – eso es, cuando no son caricaturizadas.

¿Por qué algunas voces cuentan mas que otras? ¿Cómo es eso justo?

Un recurso superbo para mayor reflexión en esta cuestión puede ser encontrado aquí.

Tal vez la moneda comienza a caer. Carl Truerman correctamente hizo notar en esta respuesta útil a Begg, “para actualizar el famoso comentario de León Trotsky, tal vez no estes interesado en la revolución sexual, pero la revolución sexual está interesada en ti”.

Termino con un pensamiento importante de Rosaria Butterfield, de quien hice referencia a su libro anteriormente:

“comencé a entender que mis amigas lesbianas podían tener este tipo de amor [de Dios] también, y comencé a creer que mis amigas más amadas podrían de hecho amarse unas a otras mas y mejor si fueran hermanas en Cristo en vez de amantes”.