«Durante el invierno, tenía que cavar hoyos de un metro de ancho y de profundidad,» contó Lim el domingo en la Iglesia Presbiteriana Light Korean Presbyterian, en Mississauga, Ontario.

«El suelo estaba congelado. El barro era tan duro que me tomaba dos días cavar un hoyo. Era increíblemente desafiante. La parte superior de mi cuerpo se bañaba en sudor. Mis pies estaban completamente congelados,» recordó el pastor.

Según un reporte de Reuters, Lim fue mantenido cautivo por más de dos años en Corea del Norte, después que fuera originalmente sentenciado de por vida a trabajos forzados en Diciembre de 2015, acusado de atentar contra el régimen de Kim Jong Un.

Lim habló ante su iglesia el domingo, por primera vez después de su liberación. Agradeció al gobierno canadiense por la asistencia, incluyendo al Supervisor de Seguridad Nacional Daniel Jean, quien viajó hasta Corea del Norte para pedir su liberación.

«Es un milagro para mí estar hoy aquí,» dijo el pastor en coreano. «Siempre supe que Canadá era una gran nación, compasiva y afectuosa; pero luego de mi odisea, estoy profundamente convencido de ello.»

Lim también confesó que sufrió de una «soledad abrumadora» en prisión, y explicó que comió 2,757 comidas en aislamiento y adoró a Dios completamente solo por 130 domingos.»

Además, leyó mas de 100 libros y vió muchos vídeos con propaganda de Corea del Norte, lo que según dice, le permitió entender y apropiarse de los 70 años de historia que forjaron la nación cómo es hoy en día.

El pastor fue obligado a confesar «su indescriptible traición» en 2015, por escribir frases bíblicas y el nombre de la iglesia en bolsones de alimentos, lo que representó para el gobierno, maniobras para atentar y derrocar el régimen de Kim.

El Pastor principal Jason Noh dijo que aún no está seguro del rol que Lim tendrá en la iglesia, pero afirmó que las oraciones de la congregación «han sido contestadas.»

«Fue increíble. Esperábamos con ansías este momento. Mis lágrimas son de alegría,» dijo Noh.

«Él ha estado tan solo, orando y planificando por los últimos dos años. Es un visionario. Hay muchas cosas que desea hacer,» agregó acerca de Lim.

Los grupos de ayuda contra la persecución, han descrito a Corea del Norte como el más grande perseguidor de cristianos en el mundo, castigando y aplastando cualquier tipo de expresión de fe.

«Esencialmente, Corea del Norte es el régimen más opresivo del mundo; es ciertamente el más cerrado y aislado país en el mundo. Es el régimen acusado por Naciones Unidas de cometer crímenes contra la humanidad,» dijo Benedict Rogers, de Christian Solidarity Worldwide.

«Esos crímenes contra la humanidad incluyen el encarcelamiento de 100,000 a 200,000 prisioneros, por razones políticas, y que fueron sometidos a las peores formas de torturas, trabajo esclavo, la negación de cuidados médicos, violencia sexual, y en algunos casos, ejecución.»