Bangladesh (MNN) – Un pastor cristiano en Bangladesh pensó que estaba siendo arrestado por una disputa con su familia musulmana. Pero la situación ha escalado a cargos mas peores de lo que hubiera imaginado.

Tomal es un pastor apoyado por FMI en Bangladesh. Él sirve a dos congregaciones y es el único trabajador del Evangelio en esa área. Cuatro semanas atrás, el Pastor Tomal fue golpeado por su padre y su hermanastro, quienes después pusieron cargos contra él.

La policía arrestó a Tomal, pero después de eso, las cosas tomaron otro rumbo.

Bruce Allen del FMI dice que el padre y el hermanastro de Tomal se reconciliaron con él, “pero él no ha sido puesto en libertad, lo cual es muy extraño”.

“En las semanas que han pasado desde entonces, han habido dos audiencias para ver si se le otorga una fianza y por lo menos pueda salir libre y que solo tenga que reportarse a corte para una fecha de juicio o algo por el estilo. Pero en ambas ocasiones, se le negó la fianza”.

Lo que Tomal no sabia era que mientras estaba en la cárcel, otro grupo había interpuesto en secreto cargos contra él.

“El concilio de la mezquita local había querido poner a Tomal en un juico. Habían abierto con la policía cargos adicionales, y esos eran los cargos secretos. Ahora se ha revelado que se le esta culpando como a un activista militar con lazos a un grupo terrorista como un activista del actual partido de la oposición del gobierno”.

La FMI dice que los cargos son totalmente falsos ya que Tomal es un pastor cristiano con absolutamente ninguna afiliación política. Su único objetivo es apoyar a la iglesia y predicar el Evangelio.

El Pastor Tomal continua en la cárcel y espera el siguiente paso en su caso. Él tiene una esposa e hijos pequeños quienes también están preocupados por él y lo que esto significa para su familia.

Un pastor compañero en FMI en un área vecina, el Pastor Basil, ha visitado a la familia de Tomal y esta apoyando a sus dos congregaciones junto con congregantes maduros.

Allen pide, “realmente apreciaríamos oración para su familia y para las congregaciones también”.

Mientras esta en la cárcel, el Pasto Tomal no se ha quedado de brazos cruzados, Dios ha abierto la puerta para que Tomal comparta a Jesucristo con otros reos. ¡La cárcel, en esencia, se ha convertido en “un tercer sitio de ministerio” para el pastor perseguido!

Por favor oren por el firme testimonio del Evangelio del Pastor Tomal en la cárcel y en última instancia por justicia en su caso.