Casi 30 mil musulmanes llegaron a Finlandia como parte de la gran ola de inmigrantes del pasado otoño. Pero el hecho que sorprendió fue que muchos de los musulmanes comenzaron a asistir a las iglesias con preguntas sobre la fe cristiana. Marja-Liisa Laihja, especialista en inmigraciones, dijo que el interés ha sido más frecuente entre afganos, iraquíes e iraníes.

Para quienes quieren convertirse al cristianismo, la iglesia ofrece clases de bautismos, pero no todos llegan ser bautizados. Los cursos duran varios meses y tienen mucho tiempo para considerar la posibilidad de ser bautizados.

Las clases se dictan en inglés o con la ayuda de algún intérprete y, para la Biblia y el catecismo, se utiliza el idioma de los estudiantes. Un pastor veterano de la iglesia luterana explicó que los que vienen a ser bautizados están cansados de la violencia del islam y les atrae el amor y la gracia del mensaje cristiano.

 

MUSULMANES BAUTIZADOS DESDE OTOÑO DEL 2015

El semanal cristiano de Finlandia, Uusi Tie, realizó una encuesta en 165 iglesias luteranas, siendo seleccionadas aquellas que cuentan con un centro de recepción en la zona parroquial. Se preguntó a los pastores veteranos cuántos solicitantes de asilo musulmanes han sido bautizados entre los que llegaron a Finlandia en otoño del 2015.

En total, se recibieron 128 respuestas, las cuales afirman que se bautizaron 117 musulmanes. Un pastor luterano, cuya lengua materna es el árabe, ha bautizado a 18 iraquíes desde el pasado otoño en el área de Helsinki, y cinco personas están preparándose para ser bautizadas. Él les da un pequeño curso de bautismo, que dura entre 45 y 50 horas. Hay más gente con ganas de asistir a clases de preparación para el bautismo de las que a él puede atender.

“Incluso serían posible de 40 a 70 bautismos, pero no puedo enseñarles todo yo solo, porque lleva tiempo. Necesitaría que más gente les enseñara”, expresó el pastor.

“Los musulmanes están cansados del islam”, dijo. “Ahora, al estar en un país extranjero, son libres de escoger el cristianismo. Algunas familias aceptan la conversión, pero otras repudian al miembro que es bautizado”.

La encuesta se centró en la iglesia luterana, pero con el fin de obtener algunos datos para poder comparar, se abarcaron también 17 iglesias pentecostales, de las cuales respondieron 13. Las respuestas afirman que allí se han bautizado 108 musulmanes, informó Protestante Digital.