Tiffany Ann Sierra durante toda su vida tuvo problemas de audición por el Síndrome Treacher Collins, a pesar de su sordera ella adoraba a Dios con el lenguaje de señas, “Yo soy bendecida, agradecida, por todo lo que Dios ha hecho, hay esperanza, tengo fe”.

A sus 18 años logró ser intervenida para realizarse un implante coclear, que salió exitosamente. En la actualidad Tiffany ha logrado cumplir su sueño de ser la primera cantante portorriqueña sorda, agradece a Dios entonando con su hermosa voz alabanzas a Jesús.

El profesor Conde, quien le da clases de canto afirmó en una entrevista: “En Tiffany nosotros tenemos a una persona que ha escuchado la voz de Dios, ella puede ahora decirnos cómo es que Dios habla por medio de la música”.

Los que la han oído cantar cuenta que es impresionante que sin haber escuchado durante tanto tiempo haya desarrollado tan preciosa voz, este milagro solo Dios hace.