Los ataques en dos aldeas predominantemente cristianas en Egipto la semana pasada llegaron después de días de tensiones, a lo cual los servicios de seguridad del estado no hicieron nada para disipar a pesar de haber sido notificados del inminente peligro a los cristianos, esto de acuerdo a un grupo humanitario.

El 23 de abril y otra vez el 26 de abril, cientos de musulmanes salieron a las calles y atacaron a los cristianos, primero en Al-Fawakher y después en la aldea Al-Koum Al-Ahmar, ambos en el estado de Minya. Los aldeanos molestos lanzaron ataques aparentemente para prevenir la construcción de iglesias en cada estado.

El clérigo de la iglesia Copta Ortodoxa había notificado a los oficiales del servicio de seguridad cuatro días antes del primer ataque que personas hostiles hacia los cristianos habían alcanzado un punto de quiebre, esto de acuerdo a una declaración emitida el 29 de abril por la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales. El 20 de abril, aldeanos musulmanes en Al-Fawakher habían atacado tres hogares con bombas molotov en respuesta a un rumor que la casa de los coptos iba a ser utilizada para adoración, esto de acuerdo a EIPR.

“Servicios de seguridad fallaron en intervenir para prevenir los ataques antes de que ocurrieran, a pesar de su conocimiento anterior de la existencia de tensiones e incitación sectaria”, dijo el grupo.

El día del incendio con bombas, el director de la escuela primaria de Al-Fawakher comenzó a acosar a varias estudiantes coptas. Cuando los padres de las niñas lo confrontaron, el director expulsó a las estudiantes.

Aldeanos moderados alertaron que un ataque era seguro, y la Arquidiócesis de Minya solicitó ayuda por segunda vez, pero fue grandemente ignorada, esto de acuerdo a EIPR. Para las 10:30 p.m., la muchedumbre estaba en las calles disparando sus armas al aire y entonando slogans islámicos.

Los aldeanos comenzaron a atacar los hogares con dueños cristianos atacándolos con ladrillos y piedras y eventualmente mas bombas de gasolina. Los hogares que no fueron quemados fueron saqueados por los alborotadores. Ellos golpearon varias mujeres cristianas, ninguna de ellas sufrió lesiones severas. Los videos del ataque aparecieron mas tarde en los medios sociales con publicaciones declarando que los ataques fueron contra los cristianos “que intentaban construir una iglesia en la aldea”.

El ataque a los cristianos en Al-Koum Al-Ahmar comenzó el 26 de abril poco después de las oraciones de medio día. El publico desconocía si los lideres de las mezquitas mencionaron a los cristianos o iglesia en las oraciones del viernes, pero poco después las muchedumbres entonando slogans anti cristianos comenzaron a reunirse en las calles.

La muchedumbre abarrotó los vecindarios cristianos golpeando con piedras las puertas y ventanas de los hogares pertenecientes a los cristianos, esto de acuerdo a EIPR. Ellos fueron a un lote de terreno que había sido apartado por una iglesia evangélica para la construcción de un salón de adoración y destruyeron los suministros del edificio que estaban almacenados allí. También dañaron tres vehículos.

Una congregación evangélica compró el terreno en el 2000 para un edificio de iglesia, pero sin éxito intentaron obtener la licencia requerida que finalmente fue otorgada en el 2023. En enero, después de que la congregación obtuviera el permiso para construir el edificio, aproximadamente 100 aldeanos se reunieron en el sitio para prevenir su construcción. Ellos habían escuchado que se había llegado algún tipo de acuerdo para la construcción de la iglesia.

Egipto tiene una practica antigua de restringir o incluso prohibir la construcción o renovación de iglesias. En el 2016, el gobierno aprobó la Ley para la Construcción y Renovación de Iglesias que dio la bienvenida a cambios en las aprobaciones para la construcción y renovación de salones de adoración, pero los obstáculos importantes continuaban para los cristianos que querían dedicar el edificio para su congregación. Incluso si una congregación recibe aprobación gubernamental para construir, los islamistas están dispuestos a utilizar la violencia para suspender la construcción indefinidamente.

No hay un edificio de iglesia en Al-Fawakher o en las aldeas cercanas. La iglesia mas ceca esta a una hora en auto. Las 40 familias cristianas de la aldea dependen de los predicadores itinerantes quienes se reúnen con ellos en sus hogares. Al-Koum Al-Ahmar tiene una iglesia donde los cristianos ortodoxos se reúnen, pero ningún evangélico lo hace allí.

Los ataques difícilmente fueron los primeros en llevarse a cabo en el distrito y no debería ser una sorpresa para las autoridades egipcias en Minya, esto de acuerdo a EIPR. Desde septiembre hubo otros tres levantamientos violentos para detener la construcción de la iglesia en el estado.

EIPR afirmó que los ataques del 23 y 26 de abril no fueron “incidentes individuales” que hubieran sido excepcionales o coincidencias, como el gobierno y los apologistas islámicos comúnmente lo indica, sino que fueron eventos predecibles que pudieran haber sido evitados.

“Las instituciones estatales no deberían estar sujetas al chantaje de agresores, ya que no es su responsabilidad respetar los sentimientos de aquellos quienes puedan ser provocados por la existencia de lugares de adoración para los cristianos, si no que el estado tiene la obligación de proteger la libertad de religión y el derecho a practicar ritos religiosos para todos sus ciudadanos”, declaró el EIPR. “En vez de intervenir para protege los derechos de sus ciudadanos a practicar ritos religiosos y abordar el daño que se les causa, instituciones oficiales cerraron y previnieron la construcción de iglesias”.

Egipto esta calificado como el numero 38 en la lista World Watch List 2024 de Puertas Abiertas USA de los 50 países donde es más difícil ser cristiano.