Alrededor del mundo, mujeres cristianas están sufriendo y siendo maltratadas por la única razón de la fe que profesan. Christian Today habla con Henrietta Blyth, CEO de la caridad Puertas Abiertas, para escuchar sobre la fe inquebrantable de las mujeres cristianas perseguidas a las que sirven y como Dios ha estado trabajando por medio de su organización.  

¿Cómo has estado usando Dios a Puertas Abiertas para alcanzar a las mujeres perseguidas? 

Puertas Abiertas existe para fortalecer a la iglesia en los lugares donde los cristianos enfrentan la persecución y discriminación más severa. Hacemos consejería de trauma para ayudar a las personas con experiencias traumáticas que puedan haber tenido. También conectamos a la iglesia perseguida con las iglesias en países menos perseguidos como Reino Unido e Irlanda y también le pedimos a las personas que hablen de parte de nuestros hermanos y hermanas perseguidas para ejercer presión en nuestros Miembros del Parlamento (MP). Los MP a cambio pueden influenciar y poner presión a sus propios compañeros en otros países. También oramos porque esta es una batalla espiritual y será ganada por medio de la oración. 

Las mujeres a las que Puertas Abiertas apoya están siendo perseguidas por su fe. ¿Se ha sacudido su fe debido a las circunstancias que enfrentan? 

Hay una forma fácil de detener la persecución – solo deja de ser cristiano – y muchas de estas mujeres son realmente presionadas para renunciar a Jesús. Mi experiencia de estas mujeres que he conocido es que a pesar de lo que han enfrentado, de hecho, ha fortalecido su decisión de seguir a Jesús, y muchos de ellas también han tenido una experiencia personal extraordinaria de Su presencia.  

¿Cuál es la necesidad más grande? 

Comúnmente cuando he trabajado le pregunto a mis hermanos y hermanas perseguidos ‘¿Qué puedo hacer por ti?’, y ellos dicen ‘por favor ora por nosotros’ y ‘por favor alienta a otras personas para que oren por nosotros’. Ellos piden que no oremos para que se detenga la persecución, sino que oremos para que ellos se mantengan firmes en la cara de la persecución. También pide que oremos por sus perseguidores, para que ellos conozcan a Jesús por sí mismos. 

Cuando el Talibán tomó Afganistán en el 2021 sabíamos que iban de puerta en puerta cazando a los cristianos, y si se encontraban con hombres cristianos ellos eran ejecutados en el acto. Si se encontraban con mujeres cristianas ellas comúnmente eran violadas, algunas veces traficadas. Algunas veces las jovencitas eran entregadas a los luchadores talibanes. En ese momento Afganistán era el país mas peligroso en el mundo para los cristianos. Nuestros hermanos y hermanas pedían que oráramos por ellos para mantenerse fieles a Jesús y por aquellos cristianos que habían dejado Afganistán, para que mantuvieran la fe en Jesús incluso cuando hubieran llegado al confort de otros países. Pensé que eso era sorprendente.  

Pedir no orar para que se detenga la persecución es bastante profundo. 

Lo que saben es que Dios está alcanzando Sus propósitos por medio de la persecución. Jesús realmente fue claro con los discípulos. Él dijo, “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de mi nombre… porque de ellos es el reino de los cielos”. Y también dijo, “Ustedes son la sal del mundo. Si la sal pierde el sabor, ¿para qué va a servir?” Si lo piensas bien, Jesús mismo fue acusado falsamente y culpado bajo las leyes de anti blasfemia y después fue ejecutado. Y como Él dijo, si me sucedió a mí, te va a suceder a ti. 

Estamos hablando de la exhibición Lágrimas de Oro que son retratos de la artista Hannah Rose Thomas, quien poderosamente muestra a las mujeres que son refugiadas y perseguidas – una exhibición que ha sido auspiciada por Puertas Abiertas. ¿Qué piensas de los retratos de Hannah? 

Creo que son extraordinarios y creo que son poderosos porque mucha persecución que viven las mujeres sucede detrás de las puertas. Y comúnmente debido a la vergüenza y el estigma, las mujeres no quieren hablar sobre ello. Muchas de estas mujeres piensan que nadie sabe de ello. Comenzamos la Campaña See Change en Puertas Abiertas porque queríamos que estas mujeres supieran que las vemos, las valoramos, y estamos haciendo todo lo que podamos para ayudarlas a alcanzar su potencial que les ha dado Dios. 

Los retratos nos ayudan a verlos realmente. Si sus autorretratos son tan conmovedores, la forma en que revelan su mundo interior y como se sienten debido al resultado de lo que les ha sucedido. Creo que es bastante poderoso que en el libro de Hannah ella ha representado a las mujeres de todo el mundo, demostrando la universalidad de la experiencia familiar. Esto es extraordinariamente poderoso.