Alexandra Osteen y Ramiro Garcia, miembros de Lakewood Music, han reflexionado en la importancia de resaltar la bondad de Dios a través de las canciones y usar la música de adoración como un medio para ofrecer esperanza a un mundo doliente.

El grupo, el cual salió de la iglesia Lakewood Church de Joel Osteen en Houston, Texas, recientemente lanzo su álbum de segundo año titulado Shout!, el cual incluye éxitos como “Can I Get An Amen?” y “Yahweh”. La banda esta compuesta por la hija de Osteen, Alexandra Osteen, junto con Tauren Wells, Ramiro Garcia, Deborah Orta, Daniel Martinez, Joe Catuby, Jaime Garcia, Arthur Ceker, Abel Orta Jr., Aylssa Padilla, James Orta y Louie Garcia.

Actualmente el grupo está de gira con el artista Wells quien fue nominado para un Grammy, y también dirige la alabanza en Lakewood Church.

En una entrevista con The Christian Post, Osteen dijo que el grupo se esfuerza por resaltar la bondad de Dios y la esperanza encontrada en Jesús a través de su música. Ella estresó la importancia de cantar la verdad bíblica sobre la vida de los creyentes.

“Dios es un Dios bueno, pero tenemos que creerlo, y tenemos que vivir una vida que refleje eso”, dijo ella. “Así que eso es realmente lo que queremos hacer con nuestra música, solo recordarles a las personas de la verdad encontrada en Jesús, de Su bondad y de Sus promesas y la esperanza que puedes tener si escoges creerlo. Solo poner esas palabras en nuestra boca, y estar conscientes de lo que decimos, eso viene a suceder en nuestras vidas”.

Ramiro Garcia, quien nació sin orejas y se esperaba que al crecer fuera mudo, compartió como la música ha transformado su propia vida y dijo que quiere extender la esperanza que él encontró en Cristo a otros a través de las canciones. El artista se sometió a años de procedimientos médicos antes de que por fin pudiera escuchar.

“La Biblia dice que hay poder en las palabras, el poder de la vida y de la muerte están en tus palabras” dijo él. “Vemos las canciones como declaraciones; si podemos hacer que alguien cante una canción de libertad, ellos abrirán camino a su libertad cantando. Si vemos canciones de esperanza, ellos van a animarse a tener esperanza”.

El cantante dijo que la banda se esfuerza para incorporar una variedad de sonidos en su música, sonidos que reflejen a Lakewood Church, la iglesia americana más grande de la nación más diversa en cuanto a raza y posición socioeconómica.

“Desafortunadamente, creo que nuestra meta es ayudar a las personas a encontrar libertad, ser animados a tener gozo”, dijo él. “Si, escribimos canciones que hacen que las personas dancen, pero también cantamos canciones que traen a las personas a la libertad, lo cual es realmente la razón por la que escribimos música”.

¿En agosto, la iglesia Lakewood Church debuto el sencillo “Can I Get an Amen?” en el Estadio Yankee durante el evento “Come Home to Hope Event” de Joel Osteen. Alexandra Osteen describió la canción como un “himno para que las personas declaren las promesas de Dios”.

“El significado de la canción es tan especial para nosotros. Dios dice que Sus promesas son ‘si y amen’”, dijo ella. “Él nos ha dado Sus promesas, pero nosotros tenemos que creer en ellas y declararlas en nuestras vidas”.

La cantante de 23 años también reflexionó en la importancia de ministrar a los Gen Zers, una generación demográfica que ha sido descrita como “la menos centrada en la Biblia” y “la más ansiosa” hasta la fecha.

“Creo que vivimos en un tiempo donde es muy difícil estar de pie con tu fe o realmente estar de pie con cualquier cosa”, dijo ella. “Pero creo, que cuando tienes una probadita de Jesús y experimentas lo que es Él, eso realmente te cambia. Te das cuenta que en el mundo, hay mucho caos y confusión, y que necesitas algo en que sostenerte. Si encuentras eso en Jesús, te das cuenta que hay paz en medio de todo eso. Las cosas no son perfectas, la vida no es perfecta, pero siempre podemos pararnos en el amor de Jesús”.

Garcia estuvo de acuerdo: “Creo que lo que ellos están buscando es algo real, algo autentico. No pretendemos ser perfectos o nada por el estilo, pero realmente es como que estamos ofreciendo nuestro talento a Dios. Y solo venir a un lugar real, las canciones de hecho nacen de situaciones reales. Estas canciones tienen significado y poder. Lo que el mundo necesita, lo que esta generación necesita, es algo que es real, y el poder del amor de Dios es real”.

Siendo él un padre, Garcia dijo que la banda espera que su música pueda ser una herramienta de discipulado para la próxima generación de creyentes. Él citó 2 Timoteo 3:1, el cual dice que, en los últimos días, habrá “problemas”, estresando que la luz brilla más en la obscuridad.

“Como creyente y padre, quiero ser un ejemplo para mi hija sobre quien es Jesús, como Él ama las personas, como Él nos ama. Y esos son los cimientos y raíz de lo que esta haciendo Lakewood Music”, dijo él. “Incluso a pesar de que ahora tal vez sea un tiempo difícil y en el futuro, la gracia va a sobreabundar en la obscuridad. Creo que Dios nos da la gracia que necesitamos para dirigir a nuestros hijos, nuestros compañeros, nuestros amigos y familia, y ojalá nuestra música ayude a las personas a hacer eso”.