Sólo alrededor de una cuarta parte de los cristianos estadounidenses dicen que la Biblia influye en sus puntos de vista sobre Israel mientras continúa la guerra entre Israel y Hamas después del ataque del 7 de octubre contra civiles en el sur de Israel que mató a más de 1.200 y provocó una ofensiva militar israelí en Gaza.

Lifeway Research, en colaboración con The Philos Project, realizó una encuesta preguntando a 1.252 cristianos estadounidenses sus opiniones sobre la guerra entre Israel y Hamas. La encuesta, realizada entre el 14 y el 21 de noviembre y publicada el 14 de diciembre, tiene un margen de error de +/-2,9 puntos porcentuales.

Se preguntó a los encuestados qué había «influido» en sus puntos de vista sobre Israel y se les dio una lista de respuestas entre las que podían seleccionar todas las que correspondieran. Alrededor del 27% de los cristianos seleccionaron la Biblia, lo que sugiere que entre el 73% de los encuestados, la Biblia no informa sus puntos de vista sobre Israel.

La Biblia fue la segunda respuesta más citada, detrás de los medios de comunicación con un 56%.

Otras fuentes de opiniones sobre Israel citadas por cristianos estadounidenses incluyen amigos y familiares (26%), experiencias personales con judíos (13%), posiciones de funcionarios electos (13%), su iglesia local (12%), líderes cristianos nacionales (10 %), profesores o catedráticos (6%) y experiencias personales con palestinos (5%).

Menos de dos de cada 10 cristianos estadounidenses (17%) mencionaron la Biblia como la principal influencia de sus puntos de vista sobre Israel, ocupando el segundo lugar después de los medios de comunicación (44%) como la principal fuente de opiniones sobre Israel. Menos del 10% de los encuestados identificaron cada una de las opciones restantes como el principal determinante de sus sentimientos sobre el Estado judío.

«Los cristianos estadounidenses han estado siguiendo la guerra entre Israel y Hamás, y dos tercios de los que asisten a la iglesia con mayor frecuencia dicen que su iglesia ha orado por la paz en Israel», dijo el director ejecutivo de Lifeway Research, Scott McConnell, en un comunicado. «Mientras que la mayoría de los cristianos estadounidenses apoyan ahora la acción militar de Israel, un grupo mucho más grande cree que la paz duradera debe lograrse mediante un acuerdo mutuo entre palestinos e israelíes».

Cuando se les preguntó cuál creen que es el «resultado óptimo para la actual guerra entre Hamás e Israel», el 15% de los cristianos estadounidenses respondió con «Israel somete a Hamás y establece seguridad y control a largo plazo sobre Gaza», mientras que el 26% dijo: «Israel somete a Hamás y reanuda las negociaciones con otros líderes palestinos sobre una solución política permanente a los desacuerdos».

El veintinueve por ciento respondió: «Israel y Hamas negocian un alto el fuego duradero que resulte en la liberación de rehenes». El doce por ciento dijo: «Israel somete a Hamás y consolida el control civil y militar sobre Gaza y Cisjordania».

«Si bien una notable minoría de cristianos estadounidenses critica algunas de las políticas de Israel antes del 7 de octubre de 2023, una mayoría tiene opiniones positivas sobre Israel y siente que se justifica una respuesta fuerte al ataque terrorista», dijo McConnell. «El apoyo a la defensa de Israel no reemplaza el deseo de los cristianos estadounidenses de que se preserven las vidas de los civiles, de que se lleven a cabo negociaciones y de seguir orando por la paz».

Desglosado por subgrupo demográfico, el 34% de los que tienen entre 30 y 49 años citaron la Biblia como una influencia en sus opiniones sobre Israel, mientras que sólo el 22% de los encuestados de 65 años o más dijeron lo mismo. El treinta y uno por ciento de los cristianos con alguna educación universitaria (31%) identificaron la Biblia como una fuente de sus opiniones sobre Israel, al igual que el 25% de aquellos con educación secundaria o menos.