El 26 de febrero, miembros de la iglesia “Kingdom City” en Stone Mountain en Georgia, descubrieron que ladrones habían robado parlantes y un proyector. El incidente también resultó en una puerta rota y una oficina y área de niños desordenada.

Solo cinco días antes, el 21 de febrero, criminales habían irrumpido en la iglesia y salido con un valor de $30,000 en mercancía.

“Tomaron tableros de resonancia, una pantalla de proyección que tomaron del techo, robaron un teclado, robaron de la sala de los niños donde había un televisor de 32 pulgadas, todos los micrófonos, básicamente tomaron cualquier cosa con valor”, dijo el miembro de la iglesia Christopher Isler a FOX.

huge_avatar

Jamie Grace

La iglesia fue fundada por los pastores James y Mona Harper, los padres de la cantante de gospel de 25 años Grace.

Si bien el primer robo hizo que los líderes de la iglesia tomaran precauciones tapando las ventanas y quitando equipo costoso, eso no impidió que la gente irrumpiera dos veces en el lapso de una semana.

“Es una tragedia que mientras tú estás en reposo y cómodo pensando que tienes todo asegurado, hay gente vigilando cada paso que das y cada movimiento que haces para efectuar su plan de ataque cuando tú estás en tu momento más vulnerable”, dijo Bishop James Harper a FOX.

Incluso con la falta de equipo la iglesia continuó manteniendo sus servicios normales.

“No teníamos micrófonos o música, pero oramos y cantamos juntos y fue puro”, dijo la pastora Mona Harper a FOX.

Grace, la famosa hija de los pastores usó Facebook después del robo la semana pasada para hacerle saber al criminal responsable que ella los perdonó.

“… A quienquiera que hizo esto … lamento el quebrantamiento en tu vida que te condujo a lastimarnos y te perdono por el daño que has causado”, escribió la cantante y personalidad de YouTube. “Pero sobre todo quiero que sepas – nos recuperaremos”.