En una gran fiesta de la celebración ayer ordenaron a varios pastores y obreros de la Iglesia Evangélica «Asamblea de Dios». La ceremonia, que se realiza cada cuatro años, se cumplió en la Federación de Básquet.
En este encuentro reunieron a más de 400 pastores de la provincia norteña de Argentina para ser ordenados, acompañados por sus familiares y parte de la congregación de la iglesia.
Esta iglesia evangélica tiene más de 70 años en la provincia y el pastor presbítero general de la provincia es el pastor Pascual Tapia y un presbiterio de 25 pastores de la denominación Asamblea de Dios.
En una extensa jornada en la víspera realizaron talleres de actualización pastoral con diversas temáticas y culminaron con la ordenación de pastores.
Se ordenaron diáconos, ancianos, pastores, pastoras, apóstoles, completando los ministerios de la iglesia.