La organización judíos para Jesús, sin fines de lucro y con base en la fe, es una organización que comparte el Evangelio con las personas de la fe judía, indica que ha visto un incremento en el número de órdenes de Nuevo Testamento de parte de los israelíes desde que comenzó la guerra entre Israel y Hamas en octubre pasado.

Judíos para Jesús, un afiliado del Movimiento Judío Mesiánico, es una organización dedicada a ayudar a las personas judías a continuar viviendo su fe mientras creen en Cristo, el Hijo de Dios.

De acuerdo al sitio de la organización, la cede internacional de judíos para Jesús está localizada en San Francisco, pero el grupo tiene varios ramales en ciudades alrededor del mundo, incluyendo Nueva York, Londres, Tel Aviv y Jerusalén.

La organización entra en conversaciones en los lugares públicos sobre Jesús, lugares como los campus de universidades y parques y también auspicia eventos para crear oportunidades de diálogo. El grupo está dedicado a demostrar un comportamiento que refleje a Cristo por medio de actos de caridad, tales como comedores de beneficencia y ministrando a sobrevivientes del Holocausto durante los últimos días de vida.

Judíos para Jesús ofrece un Nuevo Testamento sin costo alguno para los israelíes por medio de su cito web y los sitios de sus socios de ministerio, One for Israel o Tree of Life Ministries. De acuerdo a los datos provistos a The Christian Post, la organización ha visto 1,230 órdenes del Nuevo Testamento de parte de israelíes desde que la guerra entre Israel y el grupo terrorista Hamas comenzara el 7 de octubre.

Israel lanzó su operación militar para erradicar a Hamas después de que el grupo terrorista asesinara a 1,200 personas y secuestrara a más de 240 durante el ataque sorpresivo del 7 de octubre. El Ministerio de Salud de Gaza administrado por Hamas dice que más de 37,000 personas han sido asesinadas en Gaza desde que comenzó la guerra, pero no ha especificado si son combatientes o civiles.

Aaron Abramson, el director ejecutivo de Judíos para Jesús, le dijo al CP que una posible razón para el incremento en peticiones es que los israelíes parecen tener muchas preguntas, incluyendo algunas espirituales, desde la masacre del 7 de octubre perpetrada por Hamas.

“Pero también hay un tipo de esperanza”, dijo Abramson. “Israel se ha enorgullecido en su habilidad para defenderse, así que el 7 de octubre ha sido un golpe real para esas personas. Había personas preguntándose si deberían seguir en Israel y si era seguro para ellos. Tienes personas que una vez vivieron en otros países y experimentaron el antisemitismo y se peguntaban, “bueno, ¿A dónde iremos desde aquí?”

“Y si no puedes confiar en tal vez, digamos, una solución política, no puedes poner tu confianza en una solución militar, o si no puedes poner tu confianza en una solución económica, entonces ¿dónde pones tu confianza?”, preguntó él. “Y creo que es por eso que muchas personas están adentrándose en esas preguntas espirituales”.

Abramson dijo que mucho del personal de su organización tienen esposas, esposos o hijos en el ejercito de Israel quienes fueron llamados después del 7 de octubre. Él dijo que la organización sin fines de lucro decidió “cambiar estrategia” al apoyar a aquellos que fueron afectados por el ataque terrorista, asociándose con grupos como el Samaritan’s Purse para ayudar a aquellos en necesidad.

Además de ayudar a los residentes de los kibbutzim a reubicarse después de que Hamas destruyera sus comunidades, Judíos para Jesús ayudó a proveer alimentos una vez que los residentes estuvieron ya reasentados en hoteles. La organización sin fines de lucro ayudó a crear salones de clase improvisados para que los niños de las comunidades kibbutzim pudieran continuar asistiendo a la escuela.

Judíos para Jesús transformó su Moshe Roshen Center en Tel Aviv en una locación que provee recursos a aquellos afectados por el 7 de octubre, tales como artículos de limpieza personal y medicamentos. Abramson dijo que el grupo incluso instaló una galería de arte para ayudar a las personas a expresarse y auspicio barbacoas por unidades militares.

“Así que, para nosotros, eso fue realmente algo de ¿cómo podemos crear un espacio para que las personas vengan y lidien con sus preguntas profundas? y ¿cómo podemos hablar a aquellos en necesidad espiritual, así como ayudar en algunas de esas necesidades emocionales y físicas?”, dijo Abramson.

Sin embargo, una organización sin fines de lucro dedicada a enseñar a los judíos sobre Jesús no está exento de controversia.

El CEO de la organización sin fines de lucro dijo que el grupo ha recibido algo de rechazo de las comunidades ortodoxas quienes se oponen al trabajo misionero de judíos para Jesús.
En el pasado, dijo él que la organización ha intentado realizar actividades de divulgación en Jerusalén, y todo un yeshivá de aproximadamente 20 o 30 hombres salieron a detenerlos. Un yeshivá es una institución tradicional judía que usualmente incluye le estudio de las escrituras como el Talmud.

“No estoy intentando hace el reclamo de que el judaísmo se trata de seguir a Jesús”, clarificó Abramson. “Entiendo que la mayoría de las diferentes ramas del judaísmo estarían en desacuerdo que Jesús es el Mesías”, añadió él.

Cuando se trata de compartir el Evangelio con los judíos, Abramson dijo que no hay un “acercamiento que sea igual para todos”, resaltando la variedad de comunidades judías quienes creen en cosas diferentes.

Por ejemplo, un judío secular puede tener preguntas sobre la existencia de Dios y la conversación puede que tome un rumbo diferente comparado con una discusión con un judío ortodoxo.

“Así que creo que hay algunas cosas que aliento a las personas que hagan”, dijo Abramson. “Uno, no teman. Los judíos son como cualquier otra persona en el hecho de que puedes hablar y hacerlo sobre ciertos temas”.

“Y, sabes, no diría que solo ignores las señales sociales que estás recibiendo”, continuó el CEO. “Sabes, intenta obtener una idea. ¿Parece que quieren interactuar sobre eso? Siempre puedes tirar una semilla. Incluso algo muy pequeño”.

“Hay momentos cuando Dios puede que te inspire a ser audaz y decir, ‘Oye, solo quiero decirte, no sé si has considerado esto’…y las personas llegarán a la fe de esa forma”.