Varias iglesias cristianas, grupos de caridad, y organizaciones de ayuda están en el campo socorriendo a cientos de personas afectadas por la histórica inundación en Texas, causada por la Tormenta tropical Harvey que ha dejado hasta ahora seis muertos.

Convoy of Hope ha compartido fotos y actualizaciones del trabajo en la zona de desastre, remarcando que se ha servido a «más de 1,000 familias» en Victoria desde el lunes.

«El foco de encuentra ahora en la distribución de alimentos, agua y productos de higiene, ya que cientos de personas están sin electricidad ni agua, y podría seguir así por días,» agregó Convoy of Hope.

«También estamos distribuyendo productos a familias de Aransas Pass e Ingleside. El equipo continuará operando desde Victoria en los días que vienen y se desplazará al este hacia Houston, hasta donde sea seguro hacerlo.»

El pastor Gregg Matte de la Primera Iglesia Bautista de Houston, compartió un video en Facebook acerca de la situación de la ciudad, la cual es una de las zonas más golpeadas de la región.

«Es como una zona de guerra en Houston, algo increíble. Hay personas rescatando personas, lo que es impresionante. He oído acerca de tres o cuatro botes de rescate con miembros de nuestra propia Iglesia,» dijo Matte.

«He tratado de llamar a cada miembro de nuestra congregación que ha sufrido inundación, pero es simplemente imposible contactarse,» agregó.

El pastor remarcó que su iglesia usualmente es de las que envía ayuda a otros lugares, pero ahora son ellos quiénes necesitan del socorro de los demás.

«Es algo raro estar en el lugar de quien recibe y no de quien da,» continuó Matte.

«Somos humildes. Necesitamos la ayuda del Señor, y necesitamos la ayuda de nuestros hermanos en Cristo.»

Él pidió a las personas que oren para que cesen las lluvias. Para aquellos deseosos de ayudar, su iglesia necesita de voluntarios, necesita provisiones para entregarlas a los afectados; además de recursos monetarios para lidiar con todo lo que está ocurriendo.

La Prensa Asociada reportó que al menos seis personas han muerto debido a la tormenta hasta el momento, la cual ha sido la más intensa en golpear a Estados Unidos en décadas.

Greg Postel, especialista del Canal del Clima, agregó que la inundación de Houston «podría ser la peor en la historia de Estados Unidos.»

Houston ha tenido más 3,000 personas evacuadas, pero según el Mayor Sylvester Turner, más de 10,000 están sin electricidad.

El gobernador de Texas, Greg Abbot ha activado a los 12,000 miembros de la Guardia Nacional para responder en las zonas afectadas, y estos junto al Servicio Nacional Meteorológico coinciden en que «es una situación que jamás se había presentado antes.»

El meterologo principal de Weather.com, Jon Erdman, advirtió que los niveles de las aguas ha han alcanzado sus picos máximos.

«La lluvia continúa cayendo sobre algunas áreas de Houston, pero en mucho menor grado de lo que vimos durante el fin de semana.»

Los capellanes y trabajadores del equipo de ayuda de Billy Graham Rapid Response Team, dijeron que las personas están en shock, «llenas de miedo».

«Están preocupadas de si tendrán o no un hogar al cual regresar. En algunos casos, han dejado sus medicaciones en sus casas, en otros casos, sus mascotas,» dijo Jack Munday, del equipo de Billy Graham.

«Esta es una terrible situación que tendrán que enfrentar,» agregó Munday.

Además, remarcó que las personas están abiertas a escuchar acerca de Dios en medio de la tragedia.

«Cuando hablamos con las personas, no hace la diferencia su trasfondo religioso,» contó Munday. «Todos ellos necesitan saber que Dios les ama, y nuestra misión en tiempos como éste es esta: ayudarles a encontrar alivio y consuelo.»