Se ha enviado una notificación a los jefes de una aldea en el departamento de Magwe (Magway o Magwi), un departamento administrativo del centro de Myanmar, que prohíbe a los cristianos llevar a cabo cultos dentro de la casa de un creyente. Tan solo se permitirán los cultos cuando los creyentes cumplan los requisitos oficiales de las autoridades. La notificación se envió a finales de enero de este año y no incluye la lista de requisitos para poder realizar cultos de manera legal. El incumplimiento y la continua violación de este mandato pueden llevar a acciones legales. La notificación ha sido difundida en respuesta a la queja de la aldea contra un predicador cristiano, Puch*, y 30 creyentes que se reúnen todos los domingos en una casa en un municipio del departamento de Magwe.

Oremos por el pastor Puch y los 30 creyentes para que el Señor continúe guiándolos y para que ellos sigan buscando al Señor en esta situación. Oremos también para que nuestros hermanos no se desalienten ni vacilen en su fe en el Señor. Asimismo, oremos para que el Señor cambie los corazones de los aldeanos que se quejaron ante las autoridades y que sus vidas sean transformadas mediante el amor de Jesús.

* Nombres cambiados por motivos de seguridad