Los cristianos en el Estado Plateau de Nigeria están viviendo en medio del temor por más ataques después del devastador derramamiento de sangre durante el periodo navideño.

El numero de muertos de la masacre de cristianos en los días anteriores a la Navidad ha alcanzado casi los 200 y se están descubriendo más cuerpos, esto de acuerdo a Release International.

Unas 80 comunidades fueron atacadas entre el 23 y el 28 de diciembre mientras los cristianos alrededor del mundo estaban celebrando el nacimiento de Cristo.

Los ataques fueron atribuidos a los pastores radicalizados Fulani.

Además de matar a los aldeanos, los atacantes incendiaron iglesias, tiendas de maíz y clínicas. Los edificios pertenecientes a los musulmanes no fueron tocados.

Release, el cual apoya a los cristianos perseguidos alrededor del mundo, dijo que se han recibido reportes de inteligencia de planes de ataques futuros en el Estado Plateau y el área continúa en máxima alerta.

“Estos últimos ataques fueron programados para traer terror a los cristianos en Navidad”, dijo el CEO de Release Paul Robinson.

Nigeria fue uno de los países resaltados en el reporte de Release sobre la Tendencias de Persecución el cual fue publicado la semana pasada. El reporte predice que la violencia contra los cristianos incrementará en el país para el 2024.

Las áreas de Pushit y Bokkos recibieron advertencias del ataque por escrito que decían que los cristianos “no celebrarían Navidad”.

Release dijo que advertencias similares antes de una masacre en el 2018 no fueron tomadas en cuenta por servicios de seguridad pero que esta vez, el ejercito intervino después de ser alertados de un ataque en Bokkos, previniendo en esta ocasión la pérdida de vidas.

Los socios nigerianos de Release dicen que “inteligencia muestra que los asaltantes están empeñados en continuar con sus estragos”.

Están respondiendo a esta ultima violencia por medio de alertas a las comunidades sobre las amenazas vía mensajes de texto, y proveyendo consejería de trauma para las víctimas.

“Muchos observadores ahora consideran a la milicia Fulani radicalizada como una amenaza mayor que los grupos terroristas de Boko Haram y el Estado Islámico de la Provincia de África Occidental”, dijo el Sr. Robinson.

“Ambas organizaciones han jurado convertir a Nigeria en una nación islámica. Y la milicia Fulani, en sus limpiezas étnicas de cristianos del norte y el Cinturón Medio están sirviendo la misma agenda”.

Él continuó diciendo, “Release International hace un llamado a la oración para estas comunidades cristianas y urge al gobierno de Nigeria y a sus fuerzas de seguridad a tomar medidas urgentes para salvaguardar de los ataques a estas comunidades.

“La inefectividad de las fuerzas de seguridad de Nigeria en proteger a la minoría cristiana del país esta siendo notada en todo el mundo”.