Estamos pasando por un momento histórico que dentro de unos años habrá estudiosos que analizarán lo que hoy estamos viviendo. Ya nada será como lo conocíamos, lo que tenía incorporado con un valor aceptado por la costumbre, pasará a ser obsoleto para dar lugar a una nueva manera de entender todo.

Algunos están todavía aturdidos por el impacto recibido con la nueva modalidad. que dejó al descubierto que muchas cosas que hacíamos no tenían la trascendencia que el pensamiento común había imaginado. En algunos caso tras un vacío de contenido habíamos creado liturgias que no tenían nada que ver con las exigencias del cielo, mas bien eran meras costumbre o ideas humanas.

Cuando la Iglesia de Jerusalén quedó inmóvil dentro de sus fronteras imaginarias, no podía cumplir la gran comisión de llevar el mensaje de salvación hasta lo último de la tierra. Fue allí que vino una gran persecución y salieron huyendo a diferentes puntos del mundo conocido en aquel entonces, pero a su vez llevando las buenas nuevas de salvación a la humanidad perdida a donde quiera que llegaban.

La iglesia muchas veces pasa por esos períodos de alejamiento de la realidad externa y utilizando todo su potencial creativo en mantener ocupada a sus comunidades generando actividad centrada en ella misma. Perdiendo el real motivo por el que Cristo vino a la tierra, y es para llevar la salvación a todo un mundo perdido.

Id y predicad el evangelio a toda criatura, es la consigna, la orden fue dada pero vemos que ahora la preocupación mayor es no poder vernos o tener actividades que en algunos casos deben ser revisadas si sean prioritarias o solamente era algo que Dios nunca pidió y por que todos lo hacen, terminamos creyendo que pasa a ser primordial.

Se tendrá que volver a reevangelizar y estudiar cuales son las bases fundamentales de una iglesia sin manchas y sin arrugas, alejarnos de los mensajes efectistas que solo buscan mas like humanos, para encontrar el gran Like del Alto y Soberano. Iglesia verdadera no te dejes engañar. Porque al corazón contrito y humillado no despreciara el Señor.

La iglesia verdadera (congregación local) no es la que tiene la pantalla mas grande, ni el grupo de alabanza mejor afinado. Porque el pesa los corazones y todo lo frívolo no esta dentro de su lista de degustación.

Creo que estamos en un momento determinante de la Iglesia de Jesucristo, y aquellos que tienen afinado el oído para escuchar la divina voz sabrán que no se trata solo de dar vuelta una simple página, sino de dejar atrás todo lo que creímos haber alcanzado. porque la luz hace todo visible. Por eso se dice: «Despiértate, tú que duermes; levántate de los muertos, y Cristo te dará luz».