El Rev. Franklin Graham ha comparado la sangre y el sacrificio que tuvo que hacer Estados Unidos para lograr su Día de la Independencia al sacrificio que hizo Jesucristo en la cruz.

«¡Han sido 240 años desde que Estados Unidos declaró su independencia, y es algo que debemos celebrar! Estoy agradecido todos los días por todas las libertades que disfrutamos en este país. Estas libertades vienen a nosotros con un gran costo en sangre que ha sido derramada y se sigue derramando por nuestra libertad», Graham escribió en su página de Facebook.

«La sangre también fue derramada para que pudiéramos tener la libertad de la esclavitud y el castigo del pecado -. La sangre del Hijo de Dios, Jesucristo dio el último sacrificio para rescatar nuestras almas ¿Ha confiado en Jesús como su Salvador y Señor? nos dice: «Por lo tanto, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres» (Juan 8:36). ¿Está celebrando esa libertad hoy?» preguntó.