Un evangelista cristiano coreano fue asesinado en Turquía tras una escalada de persecución en Medio Oriente, dónde se esparce el temor en medio de la comunidad cristiana.

El organismo de lucha contra la persecución International Christian Concern reportó que Jinwook Kim, de 41 años, fue apuñalado tres veces en la calle de la ciudad turca de Diyarbakir, el 19 de noviembre. Murió días después en el hospital a causa de las heridas.

Kim había sido residente de Turquía por cinco años y estaba viviendo en Diyarbakir, dónde se había mudado a principios de año con su familia para pastorear una pequeña comunidad cristiana. Estaba casado, tenía un hijo y el segundo a punto de nacer.

El pastor Jinwook Kim se muestra en esta foto de archivo con su esposa y su hijo.

Las autoridades turcas arrestaron a un muchacho de 16 años involucrado en el crimen, quien dijo que el motivo del delito fue el robo. Sin embargo, los creyentes locales insisten a la policía que investigue el hecho como un homicidio.

«Esto no fue un simple robo; ellos vinieron directamente a matarlo», dijo un compañero de la víctima, quien recibió amenazas después del hecho. «Siempre estamos bajo amenaza. Un hermano profetizó hace unos días que el gobierno echará a los extranjeros, y probablemente matará a algunos de nuestros hermanos turcos. Van a causar el caos. Ellos saben que tratamos de esparcir el Evangelio. Esto es una señal.»

La muerte de Kim marca el primer mártir de Turquía desde que los asesinatos en Zirve Publishing House tuvieron lugar al sudeste de Malatya en 2007. En aquella oportunidad, dos cristianos turcos y un alemán fueron encontrados atados de pies y manos a unas sillas con cortes en la garganta, en las oficinas de la imprenta bíblica.

Los cristianos del país dicen que la animosidad en su contra ha crecido en los últimos años. Turquía es considerada un país de cuidado para las organizaciones de lucha contra la persecución religiosa.

«Este es el primer martirio desde Malatya», dijo un líder de la iglesia turca. «El gobierno ha comenzado una masiva deportación de líderes protestantes que han servido en Turquía por años. Pero la deportación no es suficiente. Creo que el plan detrás es llegar a ser como China.»

En estos años, el gobierno autoritario del Presidente Erdogan ha lanzado una campaña contra cualquier sospechoso de liderar grupos que el gobierno considere terroristas.

Puertas Abiertas Estados Unidos remarca que los misioneros en Turquía están bajo un riguroso escrutinio.

Claire Evans, manager de ICC en Medio Oriente dijo que el asesinato de Kim y la creciente persecución a los cristianos en Turquía «muestra como el país ha cambiado».

«Solo este año, hemos visto un significativo crecimiento en el ambiente de hostilidad hacia los creyentes», dijo. «Ofrecemos nuestras condolencias a la familia y nuestras oraciones a Dios por paz a través de este momento tan difícil. Además, instamos a las autoridades a establecer ejemplos públicos de tolerancia religiosa, y a investigar con honestidad y con justicia.»

Turquía se encuentra en el puesto 26 de países perseguidores de cristianos, según la lista de 2019 de Puertas Abiertas.