NAIROBI, Kenia – Un evangelista que había recibido amenazas de muerte por parte de extremistas musulmanes fue asesinado después de guiar a musulmanes y a otras personas a Cristo el 17 de junio en el este de Uganda, dijeron las fuentes.

El cuerpo del evangelista Richard Malinga fue encontrado por la tarde en el pantano de Kayete en la aldea de Akisim A, distrito de Butebo, después de haber enviado un mensaje de texto a su pastor diciéndole que estaba rodeado de musulmanes, según testigos. Tenía 36 años.

Una iglesia bautista en el distrito de Pallisa lo había enviado a visitar hogares con el evangelio, dijo su pastor. Salió de su ciudad natal en el distrito de Pallisa la mañana del 17 de junio para compartir sobre Cristo en el distrito de Butebo, y varias personas pusieron su fe en Cristo, incluidos algunos musulmanes radicales, contó el pastor principal de su iglesia.

“La tarde del 17 de junio recibí un breve mensaje de Malinga informándome que estaba rodeado por musulmanes”, dijo el pastor, cuyo nombre se reserva por razones de seguridad. “Le escribí varias veces, pero no hubo respuesta”.

Malinga había estado recibiendo mensajes amenazantes de extremistas musulmanes en Budaka, Kadama, Butebo y Pallisa, dijo el pastor.

Un residente de la zona encontró el cuerpo de Malinga.

“Escuché un fuerte lamento alrededor de las 7:30 p.m. en la carretera principal entre Butebo y la aldea de Alodot, cerca del pantano de Kayete en Akisim. Una aldea situada en el distrito de Butebo”, dijo el residente bajo condición de anonimato. “Corrimos al lugar y encontramos a la víctima en un charco de sangre. Encontramos a la víctima muerta y atada con cuerdas”.

Al averiguar su identidad, él y otros encontraron el teléfono de Malinga y mensajes del pastor, a quien luego llamaron. El pastor llamó a la policía del distrito de Butebo, que llegó al lugar con el residente y llevó el cuerpo de Malinga a una morgue del distrito de Butebo.
La policía inició una investigación al día siguiente.

“Nosotros, como iglesia, estamos muy tristes por perder a nuestro evangelista activo, devoto y comprometido que ganó a muchas personas, incluidos musulmanes, al cristianismo”, dijo el pastor.

La policía ha abierto una causa por asesinato, expediente núm. CRB 178/2024.
El ataque fue el último de muchos casos de persecución de cristianos en Uganda que ha documentado Morning Star News.

La Constitución y otras leyes de Uganda establecen la libertad religiosa, incluido el derecho a propagar la propia fe y a convertirse de una fe a otra. Los musulmanes representan no más del 12 por ciento de la población de Uganda, con altas concentraciones en las zonas orientales del país.