Michael Leal, estudiante de último año, fue suspendido por Cascade High School en Everett tres veces en octubre pasado por la violación de una política de la escuela.

El Juez Federal de Distrito, Thomas Zilly, escribió en su decisión: «Al acusado se le prohíbe cumplir el requisito de que los materiales distribuidos dentro del campus sean ‘escritos y / o producidos por los propios estudiantes». Zilly, sin embargo, mantuvo la política de la escuela para determinar cuándo y dónde la literatura debe ser distribuida.

Después de la presentación de la demanda, la escuela creó una «zona de libre expresión», donde los estudiantes pueden expresar sus puntos de vista.

Leal dijo que es importante para todo el mundo escuchar el Evangelio: «Todo el mundo necesita escuchar el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Es absolutamente necesario», afirmó. Además de sentirse sumamente satisfecho de haber retornado a su escuela para graduarse el próximo 10 de junio.