Ya son 5,6 miles de millones de personas las que tienen acceso a la Biblia completa en su idioma. Sin embargo, más de la mitad de los idiomas de todo el mundo no tienen ninguna Escritura todavía. Este es un panorama desafiante respecto a la situación de la traducción bíblica al comenzar el 2019.

De los 7350 idiomas del mundo, la Biblia completa está disponible ahora en 692 idiomas usados por 5,6 miles de millones de personas. Esto significa que alrededor de 1,5 miles de millones de personas no tienen la Biblia completa en su idioma.

Traducciones lanzadas en 2018

En 2018, trabajando de cerca con las iglesias y organizaciones aliadas, las Sociedades Bíblicas continuaron haciendo una contribución significativa al panorama mundial de la traducción bíblica, completando traducciones de Escrituras en 66 idiomas usados por 440 millones de personas.

44 de dichos idiomas, usados por más de 77 millones de personas, recibieron sus “primeras” traducciones: 9 comunidades le dieron la bienvenida a su primera Biblia completa y 15 recibieron su primer Nuevo Testamento. 20 grupos de idiomas recibieron su primera porción o porción adicional de las Escrituras.

Aumento del acceso a escrituras para sordos y personas con discapacidad visual

Entre los 20 idiomas que recibieron las primeras porciones o porciones adicionales de Escrituras se encuentran cinco lenguas de señas usadas por más de un millón de sordos en Hungría, Lituania, Japón, Tailandia y Guatemala. Actualmente solo alrededor del 10 % de las 400 lenguas de señas estimadas en el mundo tienen alguna Escritura y ninguna lengua de señas tiene la Biblia completa.

Braille continúa siendo la forma más popular y eficaz para que la gente con discapacidades visuales interactúe con la Biblia, así que las Sociedades Bíblicas continuaron expandiendo la cantidad disponible de ediciones de Escrituras en Braille. En 2018, el luganda –un idioma hablado en Uganda– se convirtió en el idioma número 45 que tiene una Biblia completa en Braille, y las comunidades con discapacidades visuales en otros siete países también recibieron sus primeras o nuevas Escrituras en Braille.

Un viaje audaz de 20 años

Para acompañar este impulso unificador en la traducción bíblica, en 2018 SBU inició una travesía audaz de 20 años que busca proveer un nuevo acceso a las Escrituras a alrededor de 600 millones de personas en el idioma de su corazón.

Si las Sociedades Bíblicas reciben el financiamiento que necesitan, esto significaría la culminación de 1200 proyectos de traducción para 2038.

Fuente: Sociedad Bíblica Argentina