Un vídeo animado llamado El Proyecto Biblia ha tenido mucho éxito en llegar a millones de personas con el Evangelio de Jesucristo, a través de la plataforma YouTube.

«Queremos que la gente pueda experimentar la Biblia como una sola historia que lleva hacia Jesús», dijo Mike McDonald, director de Relaciones Estratégicas de El Proyecto Biblia.

«Una realidad, inclusive para nosotros lo creadores del Proyecto, es que la Biblia es un material difícil de leer. Es un libro masivo con múltiples autores, diferentes tiempos en la historia y diferentes estilos literarios. Es un complejo grupo de libros, lo que vuelve difícil su acercamiento», recalcó.

El Proyecto Biblia fue lanzado en 2014 en Portland, Oregon, y se espera que aliente a las personas a comprometerse con las Escrituras.

«Al menos en nuestras comunidades, hemos tenido un rápido acercamiento a los creyentes post-Biblia», dijo McDonald.

El ex Pastor contó que se encuentra frecuentemente con cristianos que no abren a menudo su Biblia o al menos no lo hacen con entusiasmo.

«Queremos resolver eso. La razón más grande por la que las personas no leen su Biblia es que no entienden el contexto, no saben cómo abordar este tipo de libros, o los capítulos que están leyendo», dijo.

Desde su lanzamiento, El Proyecto Biblia ha producido más de 130 videos y 200 podcast, acumulando unas 125 millones de reproducciones a través de los canales online en más de 200 países.

Esta útil herramienta fue ideada por dos amigos cercanos, Timothy Mackie y Jonathan Collins, quienes se conocieron en el Colegio Bíblico Multnomah. Ellos querían ayudar a las personas a leer las Escrituras sin caer en los malentendidos o las frustraciones comunes. Combinando el doctorado en Teología de Mackie y su profundo entendimiento del hebreo bíblico, con la habilidad de Collins para comunicar mensajes complejos y su pasión por las historias visuales; decidieron crear videos de enseñanza y subirlos a la Internet para el alcance de todos.

El Proyecto Biblia fue un suceso instantáneo y con el pedido de las personas por más vídeos, ahora tienen más de 100.000 puntos de apoyo para la producción.

«Tim había tenido está idea de hacer algo llamado la Biblia En Cinco. Queríamos hacer reseñas, videos explicativos de los libros de la Biblia, en cinco minutos; así las personas comunes que no asisten a un seminario teológico, pudieran tener información relevante de las Escrituras», dijo McDonald.

«Jon se volvió realmente bueno comunicando y creó dos compañías en Portland, cuyos servicios fueron contratados por Microsoft, Apple y Google. Su trabajo es comunicar en 30 a 60 segundos pautas comerciales.»

El Proyecto Biblia es la fusión de «las características de estas dos personas», agregó. «Tienes a un increíble erudito de la Biblia, y a un increíble comunicador; los unes y sale Proyecto Biblia.»

El equipo ahora trabaja en videos explicativos de la Biblia, y contrata a los mejores artistas del mundo para que sean parte del proyecto. Inclusive talentosos ilustradores de Pixar fueron convocados para darles vida a ciertos personajes.

«Puedes hacer mucho más con la animación de lo que puedes hacerlo, solo con Tim [enseñando] con una pizarra. Hay tantas ideas locas y complejas cuando hablamos de Dios o del Espíritu Santo. ¿Cómo lo haces en solo una enseñanza en vivo?», reflexionó McDonald. «Así que tenemos la libertad de hacer animación en torno a esas ideas complejas y ayudar a comunicarlas».

«No se trata solo de jóvenes, es de todas las edades, tenemos tantas personas de entre 60 y 70 años que adoran aprender la Biblia a través de nuestros videos, pero también tenemos niños de ocho años que están al igual de interesados en el video», reveló el Director de Relaciones Estratégicas.

En español y diferentes idiomas

El Proyecto Biblia se aventuró en el mercado español solo este año y ya superó los 200.000 suscriptores en YouTube.

«No creo que alguna vez pensáramos que tanta gente se involucraría y encontrarían útiles los videos. Hay una gran falta de recursos excelentes que son gratuitos para personas de todo el mundo. El español fue el primer idioma que iniciamos», dijo McDonald .

Con más de 100 videos ya realizados en español, cada video está localizado con artistas españoles. El Proyecto Bíblico no solo hace voces en off para su video internacional, sino que selecciona a las personas locales para compartir el contenido del video en su lengua materna.

«Realmente re-animamos, re-dibujamos, a través de personas indígenas locales que están haciendo el arte y están haciendo toda la voz en off. Hacemos la traducción completa. Está completo», reveló McDonald. «Lleva un tiempo pero terminamos con un producto que realmente parece que fue construido para ese contexto y para ese grupo de personas».

El Proyecto Bíblico también tiene videos en húngaro, polaco, cantonés, francés, alemán, ruso, vietnamita, indonesio y mandarín, todos en diferentes etapas.

«En algunos de los más nuevos, solo hemos realizado 15 o 20 videos, pero esos son todos los canales de YouTube a los que las personas pueden acceder de inmediato en sus países y en su contexto», señaló.

El objetivo es tener videos en 54 idiomas en los próximos siete años, con cada video completamente localizado.