En horas de la mañana del lunes 2 de Abril, partió a la eternidad el hermano Luis Quintales, siervo del Señor y por años, cuidador del Campamento Hebrón, perteneciente al Movimiento Cristiano y Misionero.

En una comunicación telefónica, el Pastor Daruich, informó que sus restos mortales serían velados a partir del martes 3 de Abril a las once horas aproximadamente, cuando se estima que su cuerpo sería entregado por la autoridad pertinente.

Su velatorio será realizado en las instalaciones del CAMPAMENTO HEBRON en donde los vecinos de la ciudad de Chapadmalal, la congregación de la Iglesia Bethel de Necochea, y un buen grupo de pastores tendrán la oportunidad de despedir cristianamente sus restos mortales.

Dice la palabra del Señor: «..Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos..» (Salmo 116).

El hermano Luis Quintales fue agredido en un asalto perpetrado en el lugar de Conferencia de MCYM en la localidad de Chapadmalal, donde desde hace mucho tiempo era el casero, robándole efectos personales, los atacantes no conforme con esto lo ataron prendiendo fuego el lugar y dejándolo con un 50% de su cuerpo quemado.

Mas allá del dolor de cómo sucedieron las cosas, de la memoria de su persona y de su servicio, del dolor de la despedida de sus restos; lo despedimos con la ciertísima fe de que «Quintita», habiendo sido quitado de en medio de las aflicciones de este mundo, duerme en el Señor, y resucitará para vida eterna, a causa de su fe en nuestro Señor Jesucristo..

Nuestro respeto, nuestra memoria, y nuestra gratitud para este valiente de Dios.