El actor Atticus Shaffer, de 19 años, nació con una enfermedad dolorosa, pero hace más de cuatro años se dio cuenta de que necesitaba recurrir a Dios para mejorar la calidad de su vida.

Shaffer, quien interpreta al hijo menor de Patricia Heaton, Brick, reveló en una entrevista con Pure Flix que tiene osteogénesis imperfecta o enfermedad de huesos quebradizos. Esto significa que sufre fracturas o huesos rotos con frecuencia y tiene tornillos, varillas y placas incrustadas en su cuerpo.

El joven actor aceptó bautizarse hace unos cuatro años. «Realmente me comprometí con Cristo cuando tenía 15 años», dijo el actor. «Solo sabía que necesitaba conocer al Señor. Necesitaba saber dónde estoy parado’, agregó Shaffer. «Tenía que elegir un lado».

La condición de Shaffer, sin embargo, no le ha impedido convertirse en un actor ocupado. Creció en el set de «The Middle», del cual ha sido parte desde que tenía 9 años.

Mientras el programa transmite su episodio final esta semana después de nueve temporadas exitosas, Shaffer dijo que definitivamente extrañaría trabajar en el set de la comedia familiar.

«Ha sido más que una aventura», dijo el actor sobre su experiencia en «The Middle». También expresó su aprecio por la forma en que el programa mantuvo su base moral como una serie familiar saludable a través de todo.

Shaffer recordó en una entrevista previa con Gospel Herald que su pastor lo felicitó por mantenerse fiel a sus creencias cristianas, incluso cuando trabajaba en una industria secular como Hollywood. El actor, sin embargo, dijo que en realidad está en una buena posición para mostrarle a la gente lo que es ser un hijo de Dios.

Él dijo en la entrevista de Pure Flix que los cristianos podrían alentar e influenciar a las personas en un mundo secular mostrando respeto y dando ejemplo. Él dijo: «Hemos sido llamados a ser luces en el mundo».