Anne van der Bijl, el misionero alemán conocido como contrabandista de Biblias a las naciones comunistas y fundador del grupo que lucha contra la persecución cristiana Puertas Abiertas, ha fallecido a los 94 años.

Comúnmente llamado “Hermano Andrew”, Van Der Bijl murió el martes, según un comunicado de Puertas Abiertas Estados Unidos en su página de Facebook.

“Por más de 60 años, el fundador de Puertas Abiertas -Hermano Andrew- visitó cerca de 125 países en servicio de la iglesia global. Es con sentimientos encontrados que compartimos su mayor viaje”, dijo la organización.

“Dios usó la obediencia de Andrew y sus oraciones para cambiar millones de vida y eternidades. Estamos llorando entristecidos pero igualmente agradecidos. Celebramos hoy la llegada de nuestro hermano a casa”.

Nacido en Alkmaar, en 1982, Van Der Bijl se hizo conocido por sus esfuerzos para llevar Biblias a países donde el libro sagrado estaba prohibido.

Con el tiempo, él llegó a incluir lo que se convirtió en una “marca registrada” de Puertas Abiertas respecto a las Biblias: “Señor, en mí equipaje llevo las Escrituras para tus hijos. Cuando estabas en la tierra, hiciste ver a los ciegos. Ahora, yo oro, haz que los que ven no vean. No permitas que los guardias vean lo que no queremos que descubran”.

En 1967, Van Der Bijl escribió acerca de sus muchas experiencias llevando Biblias a quienes no tenían acceso a la Palabra de Dios, en su libro titulado El Contrabandista de Dios. Desde entonces, el libro ha sido reimpreso tantas veces y en tantos idiomas que ya ha alcanzado las 10 millones de copias vendidas.

“Cuando niño él soñó con ser un espía encubierto en las líneas enemigas. Cómo se hombre se encontró a si mísmo encubierto para Dios. Hermano Andrew fue su nombre por décadas en su historia de vida, escrita en El Contrabandista de Dios, ha inspirado y asombrado a millones”, remarcó la descripción por el 35° aniversario de la edición del libro.

“La historia del Hermano Andrew se mantiene inspiradora aún hoy, con 35 años, y con este nuevo lanzamiento, se motivará a toda una nueva generación a tomar el riesgo para seguir el llamado de Dios”.

En 1955, Van Der Bijl fundó Puertas Abiertas, una organización cristiana conocida por su lista annual, que documenta las naciones más peligrosas para los cristianos.

“No oro para que Dios quite la persecución porque si existe es porque hay un plan de Dios, de otra manera Dios no lo permitiría”, explicó Van Der Bijl en el 2013.

“Cómo orar entonces? No para que Dios remueva la persecución, sino para que la use y purifique la iglesia. Y es mí fuerte creencia que los países donde la persecución es mas fuerte, también es más fuerte la fe que en los países donde hay paz”.