Según ha informado la policía local en el sur de El Cairo, siete hogares cristianos coptos fueron incendiados y saqueados por una multitud de musulmanes violentos.

También humillaron a una mujer cristiana, desnudándola tras alegar que su hijo supuestamente tenía un romance con una mujer musulmana.

La iglesia local y los funcionarios de seguridad locales coptos ortodoxos, confirmaron que el asalto en el pueblo de Karma, provincia de Minya, comenzó el viernes pasado, debido a los rumores de que el hijo de 70 años de edad de la mujer asaltada, mantenía una relación con una mujer musulmana.

La policía ha detenido a seis hombres sospechosos de haber participado en la violencia y están buscando a unos doce más.

HUMILLACIÓN PÚBLICA

Anba Makarios, el principal líder cristiano de Minya, explicó en un programa de entrevistas de una cadena de televisión, que la mujer fue sacada de su casa por la multitud que la golpeaba además de insultarla, antes de que la despojaran de su ropa y la obligaran a caminar por las calles mientras cantaban Allah Akbar, o «Dios es grande».

«Nadie hizo nada y la policía no tomó medidas preventivas o de seguridad en previsión de los ataques», comentó Makarios en otra entrevista en la televisión la noche del miércoles.

La mujer informó del incidente a la policía cinco días más tarde, dijo Makarios, remarcando lo difícil que había sido para la víctima «tragarse su orgullo” e ir a la policía.

 

“HAY QUE EXPLUSAR A LOS INFIELES”

Attiyah Ayad, un agricultor de 58 años de edad de un pueblo cercano, que fue testigo del ataque, describió cómo la multitud coreaba «hay que expulsar a los infieles», tras haber saqueado y quemado los hogares cristianos, uno de los cuales pertenecían a sus parientes. Aseguró que estaban armados con armas de fuego, cuchillos y palos.

«Vaciaron cada uno de sus cargadores, disparando al aire para aterrorizarnos», dijo Ayad, que sufrió una lesión en la cabeza tras ser golpeado con la culata de un rifle y su hijo Ayad, de 30 años, sufrió una herida de cuchillo profundamente en su hombro izquierdo.

Los cristianos no pueden casarse con mujeres musulmanes en Egipto a menos que se conviertan al Islam en primer lugar, pero los hombres musulmanes pueden casarse con mujeres cristianas.

Los cristianos, que representan alrededor del 10 por ciento de la población de más de 90 millones de habitantes de Egipto, siempre se han quejado de la discriminación en la nación de mayoría musulmana.

Fuente: Protestante Digital