El que tenga oídos que oiga, lo que el espíritu dice a la iglesia

El éxito para este 2024 en nuestra vida, va a depender de cómo hayamos entrenado y desarrollado nuestros oídos físicos y espirituales, para oír “La Voz de Dios».
El ser exitosos en todas las áreas , va a estar intrínsecamente relacionado en la proporción con la que escuchemos específicamente la “La voz del Padre», sin confundirnos.
El oído espiritual se desarrolla, y se entrena:
El Señor le dijo:
—Sal y ponte de pie delante de mí, en la montaña.

Mientras Elías estaba de pie allí, el Señor pasó, y un viento fuerte e impetuoso azotó la montaña. La ráfaga fue tan tremenda que las rocas se aflojaron, pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero el Señor no estaba en el terremoto.12 Pasado el terremoto hubo un incendio, pero el Señor no estaba en el incendio. Y después del incendio hubo un suave susurro.13 Cuando Elías lo oyó, se cubrió la cara con su manto, salió y se paró a la entrada de la cueva.

Entonces una voz le dijo:

—¿Qué haces aquí, Elías
Elías estaba entrenado y tenía experiencia escuchando la “Voz de Dios»

Nos levantamos cada día con una lista de peticiones y oraciones muchas veces almaticas y repetitivas, el sabe de que tenemos necesidad antes de que se lo pidamos. A veces escuchamos oraciones que parecen más un monólogo que una conversación. En un diálogo las dos partes hablan. Estamos tan apurandos que no hay tiempo de escuchar la respuesta de Dios a nuestras preguntas.

En una época donde se levantan muchas voces que nos quieren aturdir, estresar y desenfocar, tenemos que aprender a apagarlas cada mañana con el alba, escuchar su dirección para este nuevo día.
Necesitamos aprender a desintoxicarnos de los celulares, televisores, noticias, chismes virtuales como redes sociales, y tomarnos el valioso tiempo que tenemos libre de actividades para escuchar su voz. Nuestra alma y mente necesitan ser recetiadas, estan llenas, necesitan con urgencia una limpieza, antes de colapsar.
El antivirus es apagar todo, es hacerte el tiempo, cuando decís que no lo tenés, es dejar de dormir una hora menos por día, para levantarte a escuchar la voz del amado.
Jesús, quien tubo éxito en su misión, muchas veces lo vemos haciendo vigilia, después de tiempos muy intensos, lo vemos orando muy temprano antes que salga el Sol, que hacía en esos tiempos, escuchaba l dirección para el día siguiente, leía lo que fue escrito y cumplía todo lo que el Padre le decía que haga y diga.

Este es el diseño biblico para desarrollar cualquier Ministerio, ¿Que predicamos este año, a donde vamos, que hacemos en la congregación?. Gran pregunta que todo Ministerio se hace al empezar un nuevo año.
La respuesta del Espíritu, dejemos de organizar cosas que a otros le funcionan, dejemos de realizar actividades que nos parecen buenas y correctas. Demosle el gobierno a quien es la cabeza de la iglesia, no actuamos almaticamente, tomemos tiempo para escuchar Lo que el Padre dice y después de ese tiempo seguro, cada día del año siguiente, cada mes, cada hora, va a tener frutos extraordinarias y sobrenaturales.

JUAN 12:49

LBLA
Porque yo no he hablado por mi propia cuenta, sino que el Padre mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de decir y lo que he de hablar.

Porque yo no hablo por mi cuenta; el Padre, que me ha enviado, me ha ordenado lo que debo decir y enseñar.

Cada día ya fue escrito, consumado es, sólo debemos parar y escuchar, lo que Dios ya prediseño;

Salmos 139:16
Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.

NTV
…Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara.

NVI
… todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos

Escuchar implica callarnos, que calle nuestra alma, nuestra mente, dejar en silencio nuestros pensamientos y enfocarnos en el que habla. Estamos tan acostumbrados a hablar, que cuando comenzamos a callarnos en estos tiempos con Dios, nos cuesta mucho al principio.
Te animó a que desarrolles la habilidad que ya tenés en tu espíritu de Escucharlo e El
Todos los días vivimos una Guerra de Voces, el trabajo, las necesidades de la casa, problemas que surgen, situaciones por resolver, la situación del país, cuántas voces que te aturden… Pero cuando lograremos apagar las voces y escuchar su voz que es inconfundible, es todo lo que necesitamos. Su voz nos trae paz, dirección, estrategias, nos revela lo secreto y lo escondido…

Escuchar su voz en las mañanas y comenza tu día en completa paz y enfocado en la meta.

Jeremías 1.7
NTV
—No digas: “Soy demasiado joven”—me contestó el Señor—, porque debes ir dondequiera que te mande y decir todo lo que te diga.

NVI
…yo te envíe y vas a decir todo lo que yo te ordene.

No hay Fracaso si escuchamos su Voz, sólo Exito.

Por Daiana Escobar