«Ninguna persona podrá, en el ejercicio del derecho conferido por este Artículo, hacer o causar ningún acto que pueda ser contrario a la salud pública, la decencia y la moralidad o viole la paz pública, o convertir a otra persona de una religión a otra o cualquier acto o conducta que pueda poner en peligro la religión de otro y tal acto será castigado por la ley.», señala el artículo 26, inciso 3.

Las muestras de protesta se han hecho escuchar de una manera pacífica, pero la gran influencia de las relaciones bilaterales entre la India y Nepal, disminuyen que se pueda llegar a una abolición de la ley anti conversión.

Las últimas cifras revelan el incremento de cristianos en todas las regiones de Nepal, pese a las constantes repercusiones. Por ello, las delegaciones cristianas han emitido un comunicado pidiendo a todo el mundo evangélico cristiano que oren por ellos y por la revocación de la ley anti-conversión.

“Por favor, oren por la Iglesia en Nepal. Ore por los líderes de Nepal para que sirvan con valentía y sin temor, especialmente en la revocación esperanzada de esta ley anti-conversión. Pídale a Dios que guíe y anime a estos cristianos y que proporcione los recursos necesarios para sus ministerios.”, señaló el pastor Chhatri encargado de las iglesias en Nepal.

Fuente: MNNonline