Al menos dos cristianos murieron el lunes en los ataques a Kuburumbula y Boftari, de acuerdo con la International Christian Concern (ICC), una organización que lucha por los derechos de los cristianos y otras religiones menores. Un hombre fue atado con una cuerda y «sacrificado» delante de su esposa e hijos, dijeron testigos.

Kuburumbula perdió el mayor número de personas: 47 de las 276 niñas secuestradas por Boko Haram de su escuela en Chibok en abril de 2014.

Estos asesinatos son sólo los últimos de una reciente serie de ataques contra los cristianos por Boko Haram. Este grupo ha liberado un video diciendo que sólo van a dejar ir a las chicas secuestradas si sus propios combatientes capturados son liberados, provocando una mayor angustia en los padres de las niñas. Según los informes, ocho cristianos fueron asesinados a tiros por Boko Haram cuando salían de un servicio religioso a principios de este mes.

En el primer ataque el lunes, los insurgentes quemaron siete casas, destrozaron tiendas y prendieron fuego a los productos del mercado. El Pastor Filibus de la Asociación Cristiana de Nigeria dijo a la ICC, que está organizando un «Día Internacional de Oración» por la iglesia perseguida en todo el mundo, en noviembre.

En el segundo pueblo, Mallum Tela Madu, un cristiano fue arrastrado hacia el pueblo, atado con una cuerda y brutalmente asesinado por los islamistas de Boko Haram mientras obligaban a su familia a mirar.

La ICC informó que se trata de una nueva estrategia de Boko Haram dirigida deliberadamente contra aldeas cristianas en Nigeria. «A medida que los ataques aumentan en intensidad y frecuencia, otros pueblos están cada vez más aterrado,» dice ICC.

El administrador regional de África de la ICC, William Stark, dijo: «Por segunda semana consecutiva, estamos de luto por la pérdida de los cristianos en Nigeria que fueron asesinados por militantes de Boko Haram. Esta serie de ataques nos tiene muy preocupados por la seguridad de nuestros hermanos y hermanas en la zona Chibok del noreste de Nigeria».