Puertas Abiertas ha publicado su lista World Watch List 2024 detallando los 50 países donde sufren más los cristianos por su fe, y Corea del Norte esta calificada como el número uno por la ocasión número 22 en 23 años.

Puertas Abiertas fue especialmente crítico de la nueva póliza de China de regresar a los que escaparon de Corea del Norte.

Ésta dijo que a pesar de que la atención del mundo esta enfocada en Gaza, China repatrió alrededor de 600 norcoreanos de regreso al país comunista ermitaño el 9 de octubre del 2023.

Se piensa que la mayoría de ellos son mujeres y muy probablemente enfrentan “un vivo infierno” a su regreso.

“A su regreso ellos enfrentan tortura, abuso sexual y trabajos forzosos en los infames campos de prisión de la nación”, dijo Puertas Abiertas.
Sin embargo, otras partes del mundo también están siendo causa de seria preocupación para Puertas Abiertas, incluyendo África subsahariana donde alerta que un “doble golpe de inestabilidad violenta y control autoritario” podrían arrasar con la presencia cristiana en una sola vez.

Esta entidad reporta que por lo menos 4,606 cristianos fueron asesinados en la región el año pasado debido a su fe, pero se espera que el número real sea mucho mayor.

“Las minorías cristianas en toda África este y oeste enfrenta amenazas existenciales violentas: desorden violento explotado por los yihadistas radicales y los gobiernos autocráticos respaldados por poderes mas grandes fuera de la región”, dijo Puertas Abiertas.

Los países de la región en la lista World Watch List de este año son Burkina Faso en el numero 20, Mali en el 14, Mozambique en el 39, Nigeria en el número 6 y Somalia en el número 2.

Puertas Abiertas culpa de la violencia a las “fracturas en gobernanza y seguridad” que han “abierto la puerta” para las actividades yihadistas.
“Los militantes islámicos están explotando las condiciones políticas inestables en toda África Subsahariana”, dijo esta entidad.

“Su blanco es sembrar desorden y últimamente obtener poder, volviendo las regiones o incluso las naciones en califatos islámicos regidos bajo las leyes Sharías Islámicas.

“Las fracturas en gobernanza y seguridad han abierto la puerta para las actividades yihadistas vistas”.

Puertas Abiertas dijo que estaba mas preocupado por Nigeria, la cual tiene mas del 82 porciento de los cristianos asesinados por su fe a nivel mundial.

Los cristianos han caído victimas a innumerables ataques por los militantes islámicos pertenecientes a grupos terroristas como Boko Haram y el Estado Islámico de la Provincia de Estado de África Occidental (ISWAP). Otros perpetradores son pastores Fulani radicalizados.

Las comunidades cristianas han sufrido redadas sucesivas con matanza generalizada, violaciones, mutilando, destrucción de la propiedad, y secuestro por recompensa.

“Los ataques por los extremistas islámicos contra los cristianos en África subsahariana se han intensificado conforme el caos y el colapso acosa la región”, dijo Henrietta Blyth, directora ejecutiva de Puertas Abiertas en Reino Unido e Irlanda.

“Incluso en los campos IDP los cristianos se sienten temerosos e inseguros ya que las mismas personas quienes los atacaron pueden estar pastando sus rebaños o robando sus cultivos justo afuera de los campamentos”.

“Los gobiernos en la región necesitan tomar acción significativa. Sin esto, las comunidades cristianas que alguna vez prosperaban pueden desaparecer”.

Puertas Abiertas reporta un incremento general en la cantidad e intensidad de la persecución que esta sucediendo a nivel mundial, con 365 millones de cristianos que enfrentan “altos niveles” de persecución y discriminación por su fe – hasta 360 millones el año pasado.

En India, la cual esta calificada en el lugar numero 11 otra vez, ha habido un incremento de nueve veces en las fatalidades cristianas en el último año, un alza de 17 a 160, después de meses de violencia en el estado de Manipur al noreste del país.

Puertas Abiertas también hizo notar un “incremento extremo” en los ataques a iglesias y escuelas cristianas de 67 en el reporte anterior a 2,228.

La violencia en Manipur dejó 160 cristianos muertos, y 62, 000 personas desplazadas, muchos de los cuales permanecen en campos “sin esperanza de regresar a salvo a casa”.

“Descubrimos que muchas de las casas destruidas en los disturbios habían sido marcadas unos meses antes con un círculo rojo y una cruz por Extremistas Meitei. Esto había sido planeado meses antes”, dijo Chung Mang, un líder cristiano de Manipur.

En otras partes de India, los cristianos han sido acosados y atacados por su fe. Mucha de la hostilidad ha sido atribuida a las leyes anti conversión las cuales están activas en 12 estados del país.