Todos en algún rincón del corazón guardamos la esperanza de tener algún amigo poderoso o famoso, hay como una necesidad de saber que si no lo alcancé yo, por lo menos alguien cercano lo logre.

Hay un circulo íntimo de esos que lo lograron, y nosotros queremos ir a ese lugar y que nos dejen pasar como invitados especiales. Muchas veces el que está en la puerta ni sabe quiénes somos, pero nos llena de orgullo poder entrar al vip.

Ahora ¡Cómo es llegar a ser amigos de Jesús? ¿Lo puede lograr cualquiera? Mientras vamos dilucidamos esto encontramos una respuesta dada por el mismo Jesús: Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. 

Si uno desea hacer lo que él propone, esta respuesta tan pequeña encierra la dificultad más grande. Los valores que propone Jesús con la vida como la conocemos es imposible logarlo por nosotros mismos, deberíamos morir y volver a nacer con una nueva humanidad.

Para lograr ser amigos de Jesús es necesario cambiar completamente nuestra manera de pensar y de reaccionar. Aún así estaremos en un perfeccionamiento constante que nos llevará toda la existencia. Pero vale la pena proponernos para ser parte de ese círculo íntimo.

Hoy podés morir a tu vida y nacer a una nueva creación, solo así de difícil y de sencillo, entonces lograrás convertirte en un verdadero amigo de Jesús.