La necesidad que existe no es una necesidad que se va … los nuevos creyentes que están viniendo a Cristo, probablemente superará el número de Biblias que somos capaces de entregar, expresa Wendell Rovenstine de Bibles for China.

Esas 10.000 Biblias fueron como una gota en un mar de necesidad. A decir verdad, es un gran problema para tener en cuenta. Sin embargo, vemos que las iglesias comparten las Buenas Nuevas con otros. Algunas de ellas están incluso llegando a las comunidades afectadas por el VIH y el SIDA.

«Ellos enseñan y capacitan, están involucrados en el ministerio. Están diciendo la verdad. Están invitando a la gente a venir a Cristo. Es un cuerpo muy saludable de creyentes que tienen una gran necesidad de la Palabra de Dios «, dice Rovenstine.

Rovenstine y otros miembros del equipo están dispuestos a salir nuevamente a China, él dijo que iba traer aún más Biblias. Para responder a esta solicitud, Rovenstine le invita a venir y caminar al lado de las iglesias de China, también.