Muy sorprendido cuando esta semana vi en mis redes sociales que alguien había compartido un vídeo de Israel Houghton, uds. se deben preguntar qué puede haber llamado la atención de eso teniendo en cuenta que Israel Houghton está muy activo en sus redes subiendo constantemente contenido. Habían compartido un link de youtube que decía: «Coros Medley», mi primera impresión al leer me transportó a mi niñez, criado en una iglesia evangélica pentecostal, que en los servicios se cantaban los coritos. Es increíble como esos coritos que llamamos “viejos”, apenas los escuchamos automáticamente nos hacen recordar momentos puntuales, llámese un servicio de domingo, una campaña o algún aire libre de la iglesia.

Al día de hoy, quien concurra a una campaña del Evangelista Carlos Annacondia sabe (y espera) el momento en que empiecen los clásicos coritos campañeros, que nadie dice que tienen que llevar y sacar un pañuelo (pero todos los hacen).

Es así como canciones “viejas” nos siguen marcando al día de hoy, cuando el pastor Marcos Witt celebró los veinticinco años de ministerio lo hizo con la grabación del disco «25 Concierto Conmemorativo» con las bandas con las cuales giró por toda latinoamérica, fue increíble ver y escuchar tantas canciones con las cuales hemos sido ministrados, hoy con otra mirada podemos apreciar la riqueza musical de estas canciones, recordemos también que Marcos Witt tiene una formación de música clásica, además de saber que este disco fue premiado con un Premio Grammy Latino al mejor Álbum Cristiano.

Y así podemos seguir recordando canciones “viejitas” que nos han marcado, temas como «Yo quiero más de ti» o «Cantos de Júbilo», del Salmista Jaime Murrel.

Quién no recuerda que en su momento todos esperábamos los nuevos discos de la iglesia Rey de Reyes, que obviamente al poco tiempo de salir era como parte del repertorio de la gran mayoría de los grupos de alabanza. No es por volverse nostálgico y tampoco caer en la frase de “Que la música de antes era…”, son tiempos diferentes y hay que amoldarse a lo actual, recordemos que al principio tener una batería en una iglesia era complicado, no solo por el sonido sino por lo que representaba, quienes estén leyendo se preguntarán qué representa realmente, pero mis queridos esa es una historia que hablaremos en otro momento.

Solo puedo decirte que si hoy extrañas ciertas canciones, en unos años habrán otras nuevas canciones que tendrán ese mismo o incluso si Dios quiere, un mayor impacto.

Por lo pronto te dejo unas canciones para que disfrutes.

Coritos Medley – Israel & New Breed

 

Marcos Witt 25 y Segunda Banda – Al que es Digno y Venció

 

Este es mi Deseo – Hoy te rindo mi ser – Claudio Freidzon

 

Campaña Carlos Annacondia