Un anillo de oro único con el rostro de Jesucristo inscrito, que pudo haberse perdido hace cientos de años, fue descubierto recientemente en excelentes condiciones entre otros 30.000 objetos arqueológicos medievales en el sureste de Suecia.

Los arqueólogos que trabajan para la agencia gubernamental de Museos Históricos Nacionales anunciaron los descubrimientos en la ciudad costera de Kalmar en medio de un largo plan de excavación que involucra 50 parcelas medievales, unas 10 calles y partes de la antigua muralla de la ciudad de Gamla Stan.

Además de las raras joyas que se encontraron, también se han encontrado cientos de edificios, sótanos, calles, letrinas y objetos cotidianos de hace 400 años (aproximadamente entre 1250 y 1650) que se han recuperado en un lapso de dos años en el centro de la ciudad. Kalmar.

Las excavaciones se realizaron con la esperanza de renovar y ampliar las tuberías de agua y alcantarillado, que en algunos casos han impactado sobre restos de edificios medievales.

“En total, se han encontrado más de 30.000 objetos… Es muy inusual que se investiguen áreas contiguas tan grandes en medio de una ciudad y el resultado supera todas las expectativas”, se lee en un anuncio de The Archaeologists, entidad que opera bajo el paraguas de los Museos Históricos Nacionales.

Magnus Stibéus, director de proyecto de Arqueólogos, dijo que los años de cumplimiento del plan de excavación generaron oportunidades y recursos educativos avanzados para quienes realizaban los estudios sobre cualquier cosa descubierta.

“Hemos podido descubrir la Edad Media de la ciudad y hemos tenido la oportunidad de estudiar cómo vivía la gente, qué comían y bebían y cómo esto cambió con el tiempo”, dijo Stibéus en un comunicado.

“La arqueología se convierte en una mirilla de la historia medieval que nos permite aprender más sobre cómo era la vida hace varios cientos de años”.

El anillo de oro fue uno de los dos descubrimientos “espectaculares” realizados antes de finalizar la excavación. Stibéus dijo que los investigadores también encontraron un alsengem, o pequeña piedra de vidrio, que se cree que fue utilizada como amuleto de peregrino.

“El anillo de oro estaba casi nuevo con el motivo de Cristo y fue encontrado, al igual que el alsengem, en contextos que interpretamos como almacenamiento de desechos. Probablemente alguien tuvo mala suerte y perdió el anillo hace 500 años”, dijo Stibéus. “El alsengemet está roto y es posible que lo hayan desechado”.

“El anillo de oro con la figura tallada de Cristo data de principios del siglo XV. Es posible que este tipo de anillo lo llevara una mujer porque es bastante pequeño. Se han encontrado anillos similares en el norte de Finlandia, Östergötland y Uppland, “ continuó Stibeus.

“El alsengem que los arqueólogos han encontrado en Kalmar data de los siglos XIII y XIV y tiene tres figuras talladas”.

Otros hallazgos únicos incluyeron restos de una piedra rúnica que puede haber provenido de un túmulo en un cementerio de Kalmar en el siglo XII.

También se desenterró una huella de ladrillo de una pata de gato, así como “vestigios de la guerra de Kalmar en 1611”.