La esperanza es lo que muchas veces hace que nuestras fuerzas se renueven, luego de un extenuante esfuerzo solo saber que falta menos o que hay una solución por delante hace que renovemos nuestro ánimo en momentos duros.

Creo que el anuncio de una vacuna para la Pandemia llegó en el mejor momento, y esto dará renovadas esperanza en el valle que en este tiempo nos toco transitar. En Argentina se estará fabricando el hallazgo de la vacuna contra el Covid-19 de la Universidad de Oxford y junto con México serán los responsables de la distribución para latinoamérica de esta bendición.

Creo que ante las pérdidas que hemos sufrido, hoy como hijos de Dios no deberíamos pasar por alto el agradecer al Señor por esta noticia tan esperanzadora para la humanidad. Ya que en la Biblia se nos recomienda Dad gracias en todo.

Muchas organizaciones pastorales y cristianas han orado en este tiempo por nuestra realidad, creemos que hoy estamos frente a los resultados de ese clamor y tenemos que agradecer la respuesta de nuestro pedido.

En el relato Bíblico donde Un grupo de leproso fue sanado, solo uno volvió a agradecer el milagro. En el momento de la prueba clamamos con desesperación, pero luego al recibir el milagro lo naturalizamos tanto que olvidamos volver al Señor con corazones agradecidos y reconocer que la mano invisible de el estuvo actuando a través de diferentes agentes para que llegue nuestra respuesta.

Hoy damos gracias a Dios porque no se a acortado su mano a nuestro favor y el sigue de diferentes maneras asistiendo en los momentos mas difíciles a su hijos. Sigamos orando para que muy pronto veamos alcanzado los medios para salir de esta angustiante situación que nos toco vivir.