La Asociación Evangelística Billy Graham recibirá £109.000 del municipio de Blackpool después de que éste cancelara publicidad de un festival Evangelístico dónde iba a estar presente Franklin Graham.

La publicidad de la campaña Festival de Esperanza Lancashire 2018 se podía ver en autobuses locales pero fueron removidas porque tenían como imagen la perspectiva tradicional de Graham respecto al matrimonio. Esto se dió después de una campaña en los medios por activistas LGTB+ locales.

Pero el municipio admitió que estuvo mal y acordó pagar una indemnización que cubriera los costos del Festival, un total de £84,000 y otra suma de £25,000 en daños.

La sentencia llegó después de que en Abril, la Corte de Manchester estableció que el Municipio de Blackpool y el Servicio de Transporte violaron la Ley de Equidad y Derechos Humanos.

Antes de la sentencia, Lynn Williams, líder del Municipio de Blackpool, había emitido una disculpa donde decía que habían aprendido la lección.

«Aceptamos que las publicidades en sí mismas no eran ofensivas. Aceptamos que al removerlas, no tuvimos en cuenta que podría causar ofensas en algunos de los miembros de la población y estábamos sugiriendo con ese accionar, que algunas voces no fueron escuchadas. Además, lamentamos no haber consultado a los organizadores antes de tomar una decisión» dijo Williams.

«Aceptamos lo establecido por la Corte acerca de la discriminación contra el Festival de Esperanza Lancashire; debido a las creencias religiosas de Franklin Graham y aceptamos que no garantizamos la libertad de expresión.»

«Nos disculpamos sinceramente con los organizadores por cualquier inconveniente causado.»

«Hemos aprendido de esta experiencia. Estamos comprometidos a asegurar la equidad de acceso y oportunidad para la población de Blackpool, además de proveer y mejorar la calidad de nuestros servicios para todos. Ahora hemos establecidos políticas claras y transparentes para que no se repitan hechos de esta naturaleza.»

Franklin Graham, presidente y CEO de la Asociación Evangelística Billy Graham, celebró la establecido por la Corte.

«Esto es un importante momento para la libertad religiosa en Reino Unido», dijo.

«Estamos agradecidos a Dios por el final que tuvo este caso, y por lo que significa para las Iglesias y para los Creyentes en todo Reino Unido en los años que vendrán.»

«Las Buenas Nuevas de Jesucristo deben ser proclamadas. Mi oración es que este caso aliente a los Cristianos a levantarse con firmeza».