Los terroristas masacraron a 160 personas, muchas de ellas preparándose para los programas navideños de la iglesia, desde el sábado por la noche hasta el día de Navidad en ataques coordinados contra áreas predominantemente cristianas en el estado de Plateau, Nigeria, dijeron las fuentes.

Pastores de iglesias fueron asesinados y cientos de casas fueron destruidas en las masacres en las aldeas de los condados de Barkin Ladi, Bokkos y Mangu, según funcionarios y residentes. Los agresores mataron al reverendo Solomon Gushe de la Iglesia Bautista en la aldea de Dares junto con nueve miembros de su familia, dijo Dawzino Mallau, residente del condado de Bokkos.

Entierro el día de Navidad de cristianos asesinados.

“Algunos pastores fueron asesinados, y otro pastor, su esposa y cinco hijos murieron durante estos ataques”, dijo Mallau al Christian Daily International-Morning Star News en un mensaje de texto. “Estos terroristas que atacaron estas comunidades cristianas eran cientos y llevaron a cabo los ataques mientras los desventurados cristianos se preparaban para los programas navideños organizados por sus pastores”.

La mayoría de los cristianos asesinados eran mujeres, niños y ancianos que no pudieron escapar, dijo.

Alfred Mashat, otro residente de la zona de Bokkos, dijo que cientos de casas quedaron destruidas.

“Unos 160 cristianos en estas aldeas fueron asesinados por los terroristas”, dijo Mashat en un mensaje de texto al Christian Daily International-Morning Star News. “Creemos que están llevando a cabo estos ataques junto con pastores musulmanes fulani armados”.

Entre las aldeas predominantemente cristianas atacadas, dijo, se encuentran NTV, Maiyanga, Ruku, Hurum, Darwat, Dares, Chirang, Ruwi, Yelwa, Ndun, Ngyong, Murfet, Makundary, Tamiso, Chiang, Tahore, Gawarba, Dares, Meyenga, Darwat y Butura Kampani.

Mashat identificó a algunos de los cristianos muertos en el ataque a la aldea de Maiyanga como Sati Solomon Langweng, David Jallang, Gauis Adamu, Mafulul Langweng, Nafor James Markut, Matawal Gauis Adamu, Fidelis Solomon Jallang, Emmanuel Amos Jallang, Sule Shahu, Mildred James Markut, Maren Paul Mashok, Samuel Mamot y Machief Mangut.

Cuatro cristianos asesinados en la aldea de Daruwat que sólo pudo identificar como Tanko, Haruna, John y Salo.

Los funcionarios locales confirmaron el lunes los ataques y, según se informa, afirmaron que al menos 160 personas fueron asesinadas. Kassah, jefe del gobierno local de Bokkos, dijo el lunes a la AFP que 113 personas murieron en ataques “bien coordinados” en al menos 20 pueblos.

Más de 300 heridos fueron trasladados de urgencia a hospitales de Bokkos, Jos y Barkin Ladi, dijo. Dickson Chollom, miembro del parlamento estatal, dijo a la AFP que al menos 50 personas habían muerto en las aldeas de la zona, mientras que Solomon Musa, residente de la zona de Bokkos, dijo al Christian Daily International-Morning Star News que los cuerpos de 60 cristianos en el consejo de Bokkos zona fueron recuperadas y enterradas.

“Otros 26 cadáveres fueron enterrados en la zona del Ayuntamiento de Barkin Ladi el día de Navidad”, dijo Musa. “El sábado 23 de diciembre, terroristas musulmanes atacaron aldeas cristianas en el área del gobierno local de Bokkos, ataques que continuaron hasta el día de Navidad”.

En la aldea Ruwi de Bokkos LGA, 16 cristianos fueron asesinados, muchos otros resultaron heridos y muchas casas fueron destruidas, dijo.

Alfred Alabo, portavoz del Comando de la Policía Estatal de Plateau, dijo en un comunicado de prensa que los asaltantes atacaron la noche del domingo (24 de diciembre) 12 aldeas en la LGA de Bokkos: Ndun, Ngyong, Murfet, Makundary, Tamiso, Chiang, Tahore, Gawarba. , Dares, Meyenga, Darwat y Butura Kampani. A esa misma hora, alrededor de las 22:45, tres aldeas en Barkin Ladi LGA fueron atacadas: NTV, Hurum y Darawat.

En Bokkos LGA fueron incendiadas 221 casas, 27 motocicletas y otros ocho vehículos de motor fueron quemados y más de 79 personas murieron, dijo Alabo, añadiendo que en Barkin Ladi LGA se registraron inicialmente 17 muertes.

El gobernador de Plateau, Caleb Mutfwang, dijo el lunes (25 de diciembre) que al menos 50 personas habían muerto en los condados de Mangu y Bokkos en las 48 horas anteriores.

“Esto es inaceptable. Suficiente es suficiente. Estos actos estúpidos, sin sentido y no provocados deben cesar”, dijo Mutfwang, prometiendo “fortalecer las agencias de seguridad en los esfuerzos por abordar la inseguridad en el estado”.

Los agresores son descritos localmente como “bandidos”, abreviatura de una mezcla de elementos criminales que incluyen pastores de la etnia Fulani afectados por la sequía y la escasez de tierras para su ganado. A bordo de motocicletas y bien armados con armas sofisticadas obtenidas de elementos criminales fuera de Nigeria, se dice que algunos de los agresores, predominantemente musulmanes, son mercenarios de Chad o Níger.

Se estima que estos agresores se cuentan por decenas de miles y han estado activos en el norte de Nigeria durante más de una década, pero se han expandido cada vez más a Plateau, Benue y otros estados, incluidos algunos del sur de Nigeria. Los líderes cristianos y otros observadores también creen que elementos del grupo extremista islámico Boko Haram y una facción alineada con la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP) forman parte de algunas de las bandas criminales atacantes.

Los líderes cristianos en Nigeria han dicho que creen que los ataques de los pastores contra las comunidades cristianas en el Cinturón Medio están inspirados en su deseo de apoderarse por la fuerza de las tierras de los cristianos e imponer el Islam, ya que la desertificación les ha dificultado el sustento de sus rebaños.

Nigeria lideró el mundo en cuanto a cristianos asesinados por su fe en 2022, con 5.014, según el informe de la Lista Mundial de Vigilancia 2023 (WWL) de Open Doors. También lideró el mundo en cristianos secuestrados (4.726), agredidos o acosados sexualmente, casados por la fuerza o abusados física o mentalmente, y tuvo la mayor cantidad de hogares y negocios atacados por razones religiosas. Como el año anterior, Nigeria fue el segundo país con mayor número de ataques a iglesias y desplazados internos.

En la Lista Mundial de Vigilancia de 2023 de los países donde es más difícil ser cristiano, Nigeria saltó al sexto lugar, su clasificación más alta hasta la fecha, desde el puesto 7 del año anterior.

“Militantes de los Fulani, Boko Haram, la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP) y otros llevan a cabo redadas en comunidades cristianas, matando, mutilando, violando y secuestrando para pedir rescate o esclavitud sexual”, señala el informe de WWL. “Este año también hemos visto esta violencia extenderse al sur de la nación, de mayoría cristiana. … El gobierno de Nigeria sigue negando que se trate de persecución religiosa, por lo que las violaciones de los derechos de los cristianos se llevan a cabo con impunidad”.

Los fulani, predominantemente musulmanes, que se cuentan por millones en Nigeria y el Sahel, comprenden cientos de clanes de muchos linajes diferentes que no tienen opiniones extremistas, pero algunos fulani sí se adhieren a la ideología islamista radical, según el Grupo Parlamentario de Todos los Partidos para la Libertad Internacional del Reino Unido. Belief (APPG) señaló en un informe de 2020.

“Adoptan una estrategia comparable a la de Boko Haram e ISWAP y demuestran una clara intención de atacar a los cristianos y a los potentes símbolos de la identidad cristiana”, afirma el informe del APPG.

Fuentes: Christian Post, Morning Star News