LA SIMPLE INSIGNIA DE LA FE
La fe bíblica no es un tema como la jardinería, los deportes o la fotografía, solo para aquellos interesados. O creemos o perecemos. La fe es un requisito y una responsabilidad humanos universales.

Esto lo logró establece Jesús en la parábola de la fiesta de bodas que encontramos en Mateo 22:12. A todos los invitados se les proporcionó una prenda de boda, es decir, fe. Llegó un hombre, aparentemente pensando que podía vestirse mejor que nadie, vistiendo su propia ropa. Fue expulsado. El vestido estándar en el Reino de Dios es la fe. “Sin fe es imposible agradar a Dios.” Este individuo había venido a la fiesta orgulloso y superior, sin vestir las vestiduras de la fe dada por Dios.

El cielo no será monopolizado por los graduados de teología, ni por personas que nunca “robaron un banco”, sino solo por personas que muestran la simple insignia de fe, siendo salvados por la gracia de Dios. Jesús dijo ‘SÓLO CREER’. Dios te bendiga.

REINHARD BONNKE