La Iglesia de Inglaterra está lanzando nuevos recursos para ayudar a los padres a nutrir la fe de sus hijos, comenzando con la oración.

Los recursos están diseñados para fomentar la confianza de los padres y tutores en la oración junto con sus hijos en el hogar.

Los planes, que se dieron a conocer en el General Synod esta semana, son parte de un importante impulso de la Iglesia de Inglaterra para alentar a los padres a participar más activamente en la nutrición de la fe de sus hijos.

Un documento de antecedentes presentado a Synod señaló que “los padres tienen la mayor influencia sobre sus hijos en cuestiones de fe” y que el 90 por ciento de las familias anglicanas pensaban que era importante enseñar a sus hijos sobre la fe.

Sin embargo, a pesar de esto, menos de un tercio de los padres (29 por ciento) pensaron que era su responsabilidad enseñarles la fe a sus hijos.

La Iglesia de Inglaterra dijo que era importante que los recursos se enfocaran en la actividad de los jóvenes después de que una encuesta de ComRes descubriera que más de tres cuartos de los que se autoidentificaban como cristianos (76%) llegaron a la fe con menos de 18 años, mientras que la mitad eran menores de 11 años.

El primer recurso desarrollado como parte de la estrategia Growing Faith es un ‘mapa de oración’ gratuito que se entregará a 300,000 escolares en los años 4º, 5º y 6º antes de Thy Kingdom Come, una campaña de oración en todo el Reino Unido que se realizará durante 10 días.

El obispo de Ely, Stephen Conway, dijo que aunque las estadísticas muestran que los primeros años eran “vitales para llegar a la fe”, las iglesias a menudo centraban los recursos en los grupos de mayor edad.

“Si no estamos enfocados en aumentar la fe entre los niños y los jóvenes, entonces estamos ignorando la realidad”, dijo.

‘Sin embargo, es el área de la vida de la iglesia que se puede dejar una vez que hayamos hecho todo lo demás.

‘Growing Faith busca volver a establecer prioridades y cambiar la cultura de nuestra iglesia para que el ministerio con niños y jóvenes se entrelace a través de las estructuras.

‘No es una bala de plata, pero la Cámara de Obispos está comprometida a defender un cambio significativo en el énfasis y el enfoque.